Skip to content

La aviónica del futuro

José María Paredes

José María Paredes

Aerospace Engineering

 

En su reciente post “Evolución en la mejora de procesos aeronáuticos”, Fernando Moraleda explicaba cómo en la última década había cambiado el panorama de la mejora de procesos de fabricación aeronáutica gracias al boom tecnológico que estamos sufriendo.

Con la tecnología de pantallas táctiles tan extendida, ¿por qué no sustituir los obsoletos paneles de control por pantallas táctiles?

Asociado a este boom tecnológico, en un área todavía casi virgen en este sentido como son los sistemas de aviónica, se pueden acometer multitud de mejoras. Airbus fue pionera en su día en la tecnología “Fly by wire”, que consistía en eliminar elementos mecánicos del control del aparato y sustituirlo por elementos eléctricos. Yo quisiera ir un paso más allá.

El diseño de los sistemas de aviónica de hoy en día está basado en modelos prehistóricos (tecnológicamente hablando). Hablando de la comunicación entre diferentes equipos, se utilizan relés, diodos, módulos de conexión e hilos para transportar algo tan pequeño como un estado de información, siendo, en la mayoría de las ocasiones, un estado con dos posibilidades, es decir, un bit de información. Agrupando esta información en buses de datos y tramas, reduciendo la eléctrica a la electrónica se pueden conseguir importantes ahorros en cuanto a instalación de cableado en el avión, con el consiguiente ahorro en peso y costes de fabricación, reduciéndose asimismo los costes de mantenimiento asociados para los operadores.

Hoy en día, con la tecnología de pantallas táctiles como la de nuestros smartphones tan extendida, ¿por qué no sustituir los obsoletos paneles de control por pantallas táctiles? Estas pantallas táctiles tendrían la misma base hardware y podrían ser configuradas vía software. Con ello se pueden reducir costes de fabricación y almacenamiento, no se necesitan tantos part numbers diferentes para dar soporte a los clientes y daría la posibilidad de fabricarlos en mayor cantidad a menor coste.

Por último, con la tecnología de las FPGAs (Field Progammable Gate Array) en auge y disminuyendo su precio rápidamente, el hardware configurable vía software es ya una realidad. ¿Por qué no fabricar el mismo equipo hardware, con diferentes almas software? Al igual que con los paneles de control se podrían conseguir menores costes de fabricación y almacenamiento, amén de la reducción de costes de mantenimiento para el operador.

Con todo esto, no pretendo realizar un análisis exhaustivo de la multitud de mejoras que pueden ser llevadas a cabo en los próximos años en el campo de la aviónica, sino dar unas pinceladas de lo que, en un futuro no muy lejano, podemos llegar encontrarnos en la cabina de cualquier aeronave.

cabecera-284web

 

Comparte este artículo