Skip to content

Tribuna por la IAAFA

Captain Colin Locke

Captain Colin Locke

IAAFA (Inter American Air Forces Academy) - Chairman

 

Auditoría aeronáutica, ¿Un nuevo planteamiento?

 

Aquellos que han obtenido el AOC (Certificado de Operador Aéreo) son responsables de garantizar que sus operaciones, normas y procedimientos aeronáuticos cumplen con los más altos estándares internacionales y, por lo tanto, están sujetos a inspecciones como cualquier otro en la industria aeronáutica. Sin embargo, seamos sinceros, a nadie le gusta que lo auditen. Casi puedo asegurar que en los anales de las inspecciones de cumplimiento, nunca nadie pronunció alegremente las palabras: «Nos auditarán, descorchemos una botella de champán». Una auditoría puede ser un experiencia dolorosa. Se enfrenta a una exigencia normativa (ya sea internacional, estatal u operativa) y a la necesidad de dedicar parte del presupuesto de su compañía para pagarle a personas que sólo se distinguen por un único conjunto de habilidades, que viene a ser «encontrar el fallo» en Ud. y en su organización. A nadie le gusta que le anuncien que no está cumpliendo con la normativa.

La misión de IAAFA es «mejorar los estándares operativos y la seguridad de los vuelos mediante la promoción de auditorías en todo el sector aeronáutico corporativo y comercial»

La mayoría de los ejecutivos senior tienden a ver a los auditores como la «policía secreta» de las normativas. Un grupo clandestino que amenaza su propia existencia «buscando defectos» en su funcionamiento. Por supuesto, estoy generalizando, pero esta percepción es real y está muy difundida. Lamentablemente, con este tipo de mentalidad, hay pocas intenciones de cambiar otra cosa que no sea lo mínimo indispensable para cumplir con las normativas y observaciones de la auditoría. Esto lleva a un eventual cumplimiento cuando se finaliza la auditoría, pero con muy poco valor agregado como resultado.  Por lo tanto, a pesar de que hoy en día hay muchos temas que afectan las auditorías aeronáuticas, sólo queda un único reto importante y es el de la «percepción negativa» de la auditoría, que sólo se puede revertir a través del debate y la educación abierta.  Si se le puede demostrar a los ejecutivos senior y a los subordinados que la auditoría es inmensamente beneficiosa y que debería ser bienvenida, la aeronáutica en general daría un paso enorme hacia convertirse en un ambiente más seguro y más productivo.

En todo el mundo, las auditorías comerciales y corporativas se realizan durante todo el año; sin embargo, los resultados, buenos o malos, generalmente nunca salen de la junta directiva. Los profesionales aeronáuticos experimentados recaban grandes cantidades de datos de operaciones de vuelo y terrestres. Compartir información, resolver problemas mutuos y mejorar los procesos no puede más que beneficiar a toda la comunidad aeronáutica.

La IAAFA (Asociación Internacional de Auditores Aeronáuticos) se creó como una asociación sin fines de lucro para profesionales y expertos del sector de auditoría aeronáutica comercial y corporativa. El objetivo es debatir problemas, comunes y específicos, y encontrar soluciones genéricas para problemas anónimos e incluir esta información nuevamente en el amplio espectro de la aeronáutica.

Nuestra misión es «mejorar los estándares operativos y la seguridad de los vuelos mediante la promoción de auditorías en todo el sector aeronáutico corporativo y comercial».

Buscamos:

  • unir a los auditores comerciales y corporativos mediante el intercambio de conocimientos y habilidades y el desarrollo de procesos de auditoría.
  • mejorar las operaciones de vuelo a través de nuestra oportunidad única de observar sin emitir juicio.
  • agregar valor a las operaciones de vuelo proporcionando datos globales sobre las observaciones de las auditorías.
  • promover y desarrollar mejores prácticas de auditoría en todo el ámbito de las operaciones de vuelo.
  • mejorar las técnicas de auditoría aeronáutica mediante la comparación y mejora de los procedimientos a través de varios dominios.
  • unir la aeronáutica comercial y corporativa bajo un mismo manto de auditoría operativa anónima.
  • intercambiar información sobre los retos y mejores prácticas que experimentaron los auditores dentro de sus departamentos de Auditoría Interna.

Los auditores son un gran recurso y pueden ayudar a las organizaciones al actuar como un enlace directo y neutral ante las autoridades reguladoras. Les podemos aconsejar sobre cambios venideros en la normativa y asistirles en su implementación temprana, además de evaluar la eficiencia al ayudar a evitar esfuerzos duplicados. Esto debería gustarle a los que gozan del AOC porque hará que sus operaciones sean más seguras y, a largo plazo, hará que ahorren dinero.

cabecera-237web

Capitan Colin Locke
Asociación Internacional de Auditores Aeronáuticos / IAAFA
Presidente

 

 

Comparte este artículo