Skip to content

Factores humanos en la aviación y métodos de prevención

Iván Bardón

Iván Bardón

AERTEC / Aviation, On site supervision

Dentro del mundo de la aviación, el ser humano ocupa un lugar determinante en la ejecución de los diferentes sistemas y en la aplicación de procedimientos. El diseño de los sistemas y procedimientos en el mundo aeronáutico contribuyen de forma efectiva a volar con unas condiciones de seguridad que rozan la perfección, si bien es cierto que, aunque se tiende a ello, nunca se puede garantizar el 100%.

De la misma forma que existen labores preventivas en el mantenimiento de estructuras, tecnologías, aeronaves, etc., también existen procedimientos y tecnologías orientados a monitorizar los factores humanos, que en remotas circunstancias pueden estar en el origen de una situación de peligro. De esta manera, se puede actuar de manera preventiva.

El organismo es una máquina compleja que es vulnerable a ciertos factores que pueden comprometer tanto su estado como sus acciones y por eso se controla permanentemente.

En el desempeño de su actividad, pilotos, controladores y operarios del aeropuerto pueden verse afectados por alguna alteración de sus aptitudes, por lo que en algunos casos puede ser importante monitorizar factores como los que se explican a continuación: ​

  • Electrocardiograma (ECG)​: Las enfermedades o accidentes cardiovasculares son la primera causa de fallecimientos en el mundo, siendo responsables del 31 % de las muertes mundiales, es decir, unos 17,9 millones de personas según la Organización Mundial de la Salud. Por ello, la realización de ECG es habitual en las revisiones periódicas del personal ligado a la aeronáutica, aunque en algunos casos específicos se procede, además, con una monitorización del sistema circulatorio para evitar problemas de seguridad relacionados con ello.

La detección precoz puede evitar accidentes cardiovasculares y por ende riesgos de seguridad asociados.

Uno de los dispositivos más novedosos y no invasivos es el Parche de registro de ECG. Este sistema no usa cables ni electrodos, monitorea continuamente la actividad del ECG. Su uso está pensado para la monitorización durante 14 días, utilizando un parche adhesivo que se adhiere al pecho del individuo. De esta forma, se podría usar este tipo de monitorización periódicamente. Existen varios desarrollos de estos sistemas, pero todavía su uso no está extendido.

  • Monitorización del movimiento ocular: A priori puede parecer un tema trivial, pero según algunos estudios, hasta un 80 % de la información necesaria para el vuelo es adquirida a través del sistema ocular, siendo de vital importancia que los pilotos y controladores posean muy buenas condiciones visuales. Algunos dispositivos para esta monitorización son:
  • Dispositivo de seguimiento ocular para PVD (Portátiles o Remotos). Este dispositivo ya se encuentra en el mercado, se trata de un elemento fácil de instalar y muy versátil. La aplicación en aviación principalmente es para el servicio de control de tráfico aéreo.
  • Gafas de seguimiento ocular. Fáciles y cómodas de usar, con una cámara integrada que permite su uso en pilotos ya que no es necesario que exista una PVD. Además, no son muy intrusivas para la visión del usuario.
  • Lentillas biónicas de seguimiento ocular. Es la tecnología más avanzada y potente que se está desarrollando en el mercado y hay una carrera en el mundo de los negocios para desarrollar esta tecnología. Se espera que el mercado de las lentillas inteligentes vea una tasa de crecimiento del 10,4% para el 2023. Además del uso propio que tendría en aviación, puede tener múltiples usos en la vida cotidiana del público general.
  • Electroencefalograma (EEG)​: La electroencefalografía es una técnica de monitorización electrofísica que permite registrar la actividad eléctrica del cerebro, que a su vez es producida por la actividad neuronal. Para poder llevar a cabo la detección precoz de la fatiga, del estrés y de afecciones neurológicas limitantes desde el punto de vista de las licencias de vuelo como es la epilepsia.

Actualmente están en desarrollo diversos dispositivos que permiten la monitorización de forma no invasiva del electroencefalograma para detectar precozmente la fatiga. Tienen aplicación no solo en aviación, sino en la conducción de vehículos en general, pudiendo reducir el porcentaje de accidentes debidos a este factor.

 

Un ejemplo es el Casco de monitorización de EEG. Mide de manera segura las señales de ondas cerebrales y monitorea los niveles de atención de las personas mientras interactúan con una variedad de aplicaciones diferentes. Su coste es bastante reducido, por lo que su implantación no debería ser un problema de inversión. El casco dispone de un electrodo colocado bajo la oreja y otro colocado en la frente. Además, su peso es muy bajo siendo, a priori, cómodo para una jornada de 8 horas.

  • Elementos relativos a salud y vuelo​: Desarrollar la actividad laboral en una aeronave en vuelo conlleva una serie de factores únicos de esta profesión que pueden afectar a la salud, como pueden ser, cambios de presión y temperatura, enfermedades respiratorias, diferente calidad del aire, cambios horarios, ruidos, etc.

Debido a la gran responsabilidad que recae en los pilotos por el hecho de transportar a cientos de personas a diario, se considera imprescindible su buen estado de salud que les permita desarrollar su actividad como pilotos de línea aérea con todas sus capacidades psicofísicas en condiciones óptimas. Por ello, el estado de salud de los pilotos ha pasado a convertirse en una cuestión de seguridad. La Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) ha realizado campañas y publicado una guía para los pilotos que establece recomendaciones para mantener un estado de salud óptimo.

Las tecnologías actuales para el monitoreo de la salud piloto incluyen elementos de computación de pequeño formato, como teléfonos inteligentes y tablets, con conectividad inalámbrica BlueTooth de bajo consumo de energía. Un ejemplo son las extendidas Smart bands que gran parte de la población usa para el monitoreo de su actividad física.

  • Comportamiento y motivación​: Al igual que en otros sectores en los que los trabajadores realizan su trabajo lejos de su hogar y en muchas ocasiones en horario a turnos, los pilotos experimentan muchos factores de estrés físico, emocionales y ambientales. Investigaciones recientes indican que, dadas las exigencias del trabajo (es decir, horas de trabajo antisociales, patrones de sueño alterados/fatiga, etc.) y la naturaleza del trabajo (es decir, trabajo sedentario, con poca actividad física, mezcla de periodos de alto y bajo estrés, aislamiento), los pilotos tienen un riesgo potencial mayor de desarrollar actitudes o comportamientos poco saludables e incluso problemas de salud psicológica.

En la actualidad, la mayor parte de instrumentos o herramientas que permiten analizar el nivel de motivación y la actitud de las personas se basan en cuestionarios o entrevistas individualizadas, desarrolladas por expertos en Psicología y comportamiento humano, mediante las que se busca identificar patrones y determinadas respuestas que hagan indicar la presencia de ciertos comportamientos o actitudes que afecten al equilibrio emocional de las personas.

No obstante, también se están realizando estudios e investigaciones para desarrollar nuevas herramientas tecnológicas que permitan monitorizar el comportamiento de los trabajadores en ciertas empresas o sectores en las que esta actitud cobra una especial importancia, como es el caso de la aviación.

  • Sueño y fatiga: La fatiga y el sueño afecta tanto a pilotos como a tripulantes de cabina como consecuencia de un sueño no reparador, ya que los malos hábitos de sueño programado disminuyen la coordinación y rendimiento cerebral, con el consecuente riesgo final de accidentes aéreos.

La detección de fatiga también ha sido objeto de investigación en el sector del automóvil, lo cual ha impulsado la aparición y el desarrollo de numerosas herramientas de detección de estos síntomas mediante el reconocimiento facial.

Actualmente existen en el mercado numerosos dispositivos que realizan una constante monitorización de todos los gestos faciales del individuo detectando a través de un complejo algoritmo de reconocimiento facial posibles signos de cansancio, sueño o distracciones, incluso utilizando gafas de sol o durante la noche.

Se trata de dispositivos sencillos y efectivos, que realizan una detección prácticamente inmediata de la aparición de los síntomas del sueño. Entre sus funciones, cuenta con la opción de avisar con potentes alertas sonoras y parpadeos de LED.

Estos dispositivos forman parte de las soluciones tecnológicas del tipo reactivo, es decir, aquellas que proporcionan información del estado de sueño o fatiga del individuo una vez que estos comienzan a aparecer.

  • Comunicación y cooperación entre individuos​: Es importante la monitorización de las emociones de controladores, pilotos y de la tripulación, ya que se encuentran continuamente expuestos a situaciones demandantes, de gran responsabilidad y exigencia tanto mental como física.

Se ha demostrado que a través de redes neuronales recurrentes (RNN), las cuales utilizan datos secuenciales o de series temporales y tienen una aplicación principal en sistemas de reconocimiento de voz (como los asistentes de nuestros smartphones), se puede monitorizar el análisis de las emociones del habla. Estas redes utilizan datos de entrenamiento para aprender y cuentan con una “memoria” que va perfeccionando este análisis y reconocimiento.

De esta manera, se trata de una herramienta de monitorización con un gran horizonte de mejora y aplicación, que conlleva un preentrenamiento pero que, a través del análisis de pausas, sonidos y tonos, podrá permitir conocer el estado emocional de cualquier individuo y realizar las acciones adecuadas si fuera necesario.

No cabe duda de que la posición que ocupa el ser humano en el sistema hace de este un factor clave en el ámbito de la seguridad operacional.

El organismo es una máquina compleja que permite la realización de multitud de acciones y procesos, pero que es vulnerable a ciertos factores que pueden comprometer tanto el estado de este como la integridad del entorno que le rodea.

Sin embargo, con el aprendizaje continuo basado en la experiencia, el desarrollo de nuevas tecnologías y la búsqueda incesante de alcanzar una seguridad completa, el mundo de la aviación siempre se halla a la vanguardia de la seguridad, conservando así el título de “Medio de transporte más seguro del mundo”.

 

Human factors

 

Comparte este artículo

Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en facebook
Compartir en pinterest