Skip to content

El mercado actual de los aerotaxis

Caira Trabado

Caira Trabado

AERTEC / Aerospace & Defence Systems

El concepto emergente conocido como Movilidad Aérea Urbana (UAM), conforma uno de los mercados más especiales que se hayan visto o experimentado en la industria aeronáutica. En un artículo reciente sobre “Los aerotaxis como parte de la Movilidad Aérea Urbana” (ver), introducía esta idea centrándome en una de sus aplicaciones, los aerotaxis. En los últimos años se han celebrado numerosas demostraciones y eventos con la finalidad de exhibir estos modelos de última generación, y en varias ocasiones, han revelado unos niveles de madurez tecnológica sorprendentes.

En la actualidad, hay más de dos centenares de proyectos de aerotaxis activos en todo el mundo.

En el marco europeo, la empresa alemana Volocopter, es reconocida internacionalmente por sus exitosos avances en el camino por llevar la movilidad urbana a la tercera dimensión. Su prototipo VoloCity (eVTOL) con capacidad para 2 pasajeros, se mueve gracias a la potencia de sus 18 rotores impulsados por la energía de 9 baterías eléctricas. Volocopter ha realizado demostraciones con su VoloCity a escala real en regiones como Alemania, Dubái, Helsinki y Singapur (TRL 7).

Se estima que el lanzamiento de sus vuelos comerciales se dará en los próximos 2 o 3 años, aunque todavía sigue trabajando para obtener la certificación EASA SC-VTOL, una de las principales barreras que afectan al mercado de los aerotaxis en la actualidad.

Pero esto no termina aquí, la firma alemana no se ha conformado con desarrollar plataformas aéreas, sino que ha optado por acoger otra de las áreas que conforman la UAM, como es la construcción y gestión de infraestructuras mediante el establecimiento de relaciones estratégicas. Volocopter y Skyports (Reino Unido) se asociaron para crear el Voloport, el primer centro de aterrizaje vertiport que fue presentado en 2019 en la región de Singapur.

Por otro lado, Lilium es otra de las empresas alemanas más reveladoras del sector. Su prototipo Lilium JET (eVTOL) dispone de capacidad para 5 pasajeros y está diseñado con 36 motores eléctricos que le permiten alcanzar los 300 km/h y lograr una autonomía de hasta 60 minutos. El actual avión de pruebas es un demostrador a gran escala cuyos datos están siendo utilizados para informar al diseño del avión en serie, que se está llevando a cabo de forma simultánea, de acuerdo con los estrictos procesos y directrices aeroespaciales establecidos por las autoridades reguladoras pertinentes (TRL 7). Su objetivo es obtener la certificación EASA SC-VTOL en los próximos 3 años, aunque también aspira a ser certificado por la FAA en Estados Unidos.

Además, se trata de otra de las firmas ambiciosas que se ha sumado al desarrollo de infraestructura. Lilium y Ferrovial (España), anunciaron recientemente (enero 2021) su acuerdo de colaboración para desarrollar y explotar una red de vertiports a lo largo de la península de Florida (Estados Unidos).

En cuanto a Airbus, el gigante de la industria aeroespacial europea, también se ha posicionado como uno de los referentes en el mercado UAM. Éste se ha sumado a la iniciativa y ha tomado ventaja de su “know-how” tecnológico en vuelo vertical, así como de su trayectoria en llevar al mercado sistemas aeroespaciales que incluyen certificación, industrialización y servicios relacionados. En concreto, está centrando sus esfuerzos en el desarrollo de su CityAirbus. Se trata de un vehículo de demostración a escala real totalmente eléctrico de cuatro plazas y multicóptero (ocho hélices de paso fijo y ocho motores) que se centra en el avance del despegue y aterrizaje vertical eléctrico pilotado a distancia (eVTOL) (TRL 6). 

Ahora bien, aunque España no se sitúe entre los principales países en el desarrollo de la movilidad aérea urbana, acoge a impulsores potenciales del mercado como Tecnalia, la cual ha sido galardonada por varias entidades (entre ellas ENAIRE) y ha obtenido reconocimiento por su prototipo de aerotaxi Lauren. En 2019 lanzó su modelo monoplaza (eVTOL) basado en una configuración de 4 motores unidos a una estructura principal y realizó su última demostración en el Donostia Arena en julio de 2019 (TRL 5).  

Pasando ahora a un marco más global que sobrepasa los límites europeos, las “start-ups” han sido las protagonistas, especialmente en el área de desarrollo de plataformas aéreas de pasajeros. La mayoría son de origen estadounidense con motivo de la iniciativa lanzada por Uber en 2016 con la creación de la red Uber Elevate, donde pretendía ofrecer servicios de aerotaxi compartido en varias ciudades de Estados Unidos para el año 2023. Para ello, seleccionó a varios socios que le ayudarían a crear su red. No obstante, en diciembre de 2020, debido a la presión ocasionada por la crisis del COVID-19 y en vista a desinvertir de las actividades secundarias o aquellas con un futuro más incierto, Uber Elevate fue adquirida por uno de los socios iniciales, la start-up Joby Aviation, que actualmente es beneficiaria de una de las inversiones totales más grandes del mercado UAM. Además, su modelo (todavía sin nombre establecido) impulsado por seis motores eléctricos, con capacidad para 5 pasajeros y con un alcance suprior a los 240 km, está siendo sometido a programa de pruebas de varios años con la FAA para certificar el vehículo para operaciones comerciales (TRL 7).

Al otro lado del globo, la empresa china EHang, se ha convertido en la compañía líder mundial en plataformas tecnológicas para vehículos aéreos autónomos (AAV). Su modelo EHang 216 tiene capacidad para dos pasajeros, está propulsado por 16 motores eléctricos de alto rendimiento montados en 8 brazos plegables de doble rotor, tiene un alcance de 40 km y puede llegar a los 130 km/h.

Asimismo, sus diversas aplicaciones, demostraciones de vuelo en todo el mundo y su participación reiterada en proyectos de investigación relacionados con la UAM (AMU-LED, GOF 2.0, SAFIR-Med Project, Paris Region, etc), lo convierten en uno de los ejemplares favoritos del sector (TRL 8).

De la misma forma, la compañía automovilística Hyundai está trabajando en el desarrollo de una red de vehículos aéreos personales (PAV) llamada S-A1 PAV. Este modelo es totalmente eléctrico, alado y con capacidad para 5 ocupantes, aunque en la actualidad solo existe un modelo a escala reducida (TRL 5).

Tanto EHang como la compañía automovilística Hyundai trabajan en el desarrollo de proyectos que abarcan varias ramas de la movilidad aérea urbana, la primera planea construir el E-Port, un modelo de vertiport autónomo que acelerará la comercialización de EHang AAV en la industria del turismo y concretamente en la región china. La segunda está trabajando en terminales HUB y Vehículos de Uso Propio (PBV) que favorecerán el ecosistema UAM, además de colaborar con otras entidades como puede ser Urban-Air Port (Reino Unido) para el despliegue de un prototipo de vertiport a escala real que incluirá demostraciones de VTOL eléctrico en vivo en Reino Unido en las ciudades de Coventry (2021) y Birmingham (2022).

Todo lo anterior indica que, aunque el término “aerotaxis” pudiese parecer una locura hace años, lo cierto es que esta idea ya no está tan alejada de lo que es la realidad. Todos los avances reflejados en los ejemplares fabricados en diversas partes del mundo muestran cómo el interés y la confianza depositada en el sistema han hecho posible desarrollar estos conceptos más allá de los límites de la ciencia-ficción.

Ahora es el momento para reflexionar sobre este nuevo sector que moldeará una parte de la industria aeronáutica, sobre los jugadores clave que intervendrán y las relaciones estratégicas que definirán el nuevo mercado.

 

Aerotaxis Lilium

#uam

Comparte este artículo

Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en facebook
Compartir en pinterest