Skip to content

Entrevista con Ricardo Martí, Presidente de TEDAE

«Nuestras empresas, durante los últimos años, han desarrollado unas competencias que han permitido conquistar nichos tecnológicos competitivos en el mercado internacional.»

 

Ricardo Martí Fluxá, Presidente de TEDAE

Ricardo Martí Fluxá es Presidente de TEDAE, Asociación Española de  Tecnologías de Defensa, Seguridad, Aeronáutica y Espacio.

line

La industria aeronáutica, de defensa y del espacio española atraviesa una importante crisis por la Covid-19. Siendo uno de los principales pilares económicos de nuestro país, ¿qué medidas reclama TEDAE para su recuperación?

Nuestras industrias de defensa, seguridad, aeronáutica y espacio se han visto profundamente afectadas por el impacto de la COVID-19,  pero con matices algo diferentes en cada uno de estos sectores industriales. Debemos defender un tejido industrial nacional que resulta estratégico y al que tenemos que impulsar y proteger para que España disponga de capacidades tecnológicas y de producción propias, así como de empresas con experiencia en los competitivos mercados globales.

Son necesarias medidas de apoyo eficaces y creativas para, con el Gobierno y de la mano de las distintas administraciones, recuperar las alentadoras perspectivas de crecimiento futuro de nuestras industrias y que la COVID-19 ha echado por tierra.

Las empresas aeronáuticas, de defensa, seguridad y espacio precisan siempre del acompañamiento de las administraciones ya que trabajan con periodos de desarrollo de tecnologías y de amortización muy extensos, y necesitan por tanto contar con planes y marcos financieros estables. Por tanto si siempre es necesaria la colaboración público-privada, hoy es imprescindible.

 

Andalucía lleva trabajando desde hace meses en su Plan Estratégico Aeronáutico, pero es histórica la necesidad de un Plan Estratégico Nacional. ¿Cree que será una realidad a medio plazo?

Creo que hay que incidir en que hoy más que nunca es imprescindible seguir trabajando de la mano de la Administración, bajo un modelo de colaboración público privada, para el desarrollo de un plan tecnológico aeronáutico que, con la necesaria ambición presupuestaria, nos permita consolidar una  actividad fundamental para nuestra economía y desarrollar la tecnología para la aviación del futuro. Eso es lo que nos  permitirá mantener el volumen de actividad y los puestos de trabajo de alta calidad y valor añadido. Y confiamos en que, entre todos, conseguiremos dar otro gran impulso a nuestro sector aeronáutico como el que proporcionaron los planes tecnológicos PTA I y PTA II puestos en marcha en los años noventa. Por su parte, el Gobierno y las distintas administraciones autonómicas han reiterado el carácter estratégico del sector aeronáutico para la economía española; un tejido industrial que en 2019, último ejercicio disponible,  generó 45.000 empleos directos (unos 100.000 indirectos), contribuyó al PIB industrial de España en un 6% y facturó 10.500 millones de euros.

Es el momento también de adoptar medidas de apoyo a la cadena de suministro que les ayuden a superar las dificultades de liquidez, a garantizar la supervivencia de las empresas y a mantener el nivel tecnológico del que hoy disfrutamos – que tanto ha costado conseguir- para  impulsar el desarrollo de nuevas tecnologías para la aviación del futuro.

La puesta en marcha de nuevos programas aeronáuticos servirán para preservar las capacidades tecnológicas e industriales, reforzando así el sector y sus  industrias auxiliares, minimizando el impacto en el empleo que está generando la COVID-19.

 

Desde TEDAE apuestan por la elaboración de un Plan Tecnológico Aeronáutico, sobre la base de una colaboración público-privada. ¿Cuáles serían los puntos clave de este Plan?

La Agenda Sectorial de la Industria Aeronáutica elaborada por TEDAE en colaboración con el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, y que se presentó en diciembre de 2018, ya avanzaba como pilares a reforzar para mantener el alto nivel tecnológico adquirido por la industria española en el contexto internacional la formación, la I+D+i, la cadena de suministro, la respuesta medioambiental de las empresas y la competitividad.  

Resultan, pues, puntos clave a contemplar el apoyo decidido a la I+D+i, los nuevos programas aeronáuticos, la participación de los organismos y centros de tecnológicos, un programa para el desarrollo de tecnologías prioritarias y de optimización de los procesos industriales, la industria 4.0, la adaptación de los programas formativos a los estándares de excelencia que requieren las empresas,  así como también apoyos para incrementar la respuesta a los crecientes compromisos medioambientales y la adecuada dotación presupuestaria.

 

Los sectores de TEDAE suponen el 7,3% del PIB industrial nacional. ¿Qué papel  jugarán en la recuperación de la industria?  

Si algo ha quedado patente durante la emergencia sanitaria es la enorme capacidad de transformación de nuestras empresas y de las tecnologías que desarrollan. La sociedad española ha podido comprobar la rapidez con que han adaptado sus tecnologías y cómo han sido capaces de proporcionar productos y servicios que hasta entonces les eran totalmente ajenos.  

Creo que también ha quedado patente su carácter de industrias estratégicas y su voluntad de servicio y apoyo al progreso de España, a la sociedad así como a nuestras Fuerzas Armadas y a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.

La fortaleza de las  81 empresas de defensa, seguridad, aeronáutica y espacio de TEDAE reside en nuestras tecnologías, en nuestros productos competitivos, en nuestras patentes y en el talento de sus profesionales. Nuestras empresas, durante los últimos años, han desarrollado unas competencias que han permitido conquistar nichos tecnológicos competitivos en el mercado internacional.  Han sido décadas de inversión en I+D+i. Y todo ello hace de este tejido industrial un factor imprescindible para  la reactivación de nuestra economía.

Es fundamental seguir trabajando con una actitud comprometida para que nuestras empresas participen en los nuevos programas aeronáuticos y de modernización de las Fuerzas Armadas. Así como para que ganen protagonismo en la nueva Unión Europea, liderando la presencia industrial española en los principales programas europeos como el Horizonte Europa o el Fondo Europeo de Defensa y consolidando nuestra presencia en la Agencia Espacial Europea.

 

El Ministerio de Defensa, junto a TEDAE y AESMIDE, firmaron hace pocas semanas la creación de la Fundación FEINDEF, que se encargará de la organización de la feria bienal que lleva el mismo nombre. ¿Qué nos puede adelantar de esta nueva institución y de la próxima edición de FEINDEF?

El Ministerio de Defensa y las asociaciones industriales, TEDAE y AESMIDE, constituimos la Fundación FEINDEF para reforzar la imagen de la Industria de Defensa y Seguridad española, dar a conocer la importancia y compromiso con la I+D de esta industria, promover las actividades científicas y técnicas y favorecer su internacionalización e integración, especialmente en Europa. Objetivos al que hay que sumar dar continuidad a la ferina internacional de defensa y seguridad FEINDEF, cuya primera edición se celebró en mayo de 2019, 

Así que estoy convencido de que con el inestimable apoyo de nuestro Ministerio de Defensa, la próxima edición repetirá el éxito de la primera convocatoria. No hay duda de que dar continuidad a FEINDEF contribuirá a que las empresas españolas afiancen su presencia en consorcios y proyectos internacionales y demuestren su vocación de contribuir a la Política Común de Defensa de nuestro continente, al tiempo que consolidarán los lazos con otros países con los que venimos colaborando desde tiempo atrás.

 

 

Comparte este artículo

Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on pinterest