Skip to content

ALTA: Estamos juntos en este reto

José Ricardo Botelho

José Ricardo Botelho

Asociación Latinoamericana y del Caribe de Transporte Aéreo, ALTA / Executive Director & CEO

El pasado 1 de junio asumí la posición de Director Ejecutivo & CEO de la Asociación Latinoamericana y del Caribe de Transporte Aéreo (ALTA) en medio de la crisis más aguda en la historia de la aviación.

Mi prioridad inmediata se centra en apoyar a nuestros miembros a permanecer viables durante esta crisis y apoyar a las autoridades de Latinoamérica y del Caribe en la implementación armonizada y oportuna de protocolos eficientes para la reactivación segura del transporte aéreo.

Cada empleo en aviación genera 4 empleos adicionales y, en conjunto, viajes y turismo genera cerca de 17 millones de empleos en la región.

Estamos frente a un gran reto del cual solo podremos salir adelante mediante la colaboración y trabajo articulado.

La aviación en esta región ha venido creciendo ininterrumpidamente en los últimos 16 años con mejoras considerables en la conectividad de nuestros países. En 2019, se transportaron en la región más de 300 millones de pasajeros y la expectativa para 2020 era alcanzar alrededor de un 5% de crecimiento.

Sin embargo, las restricciones de operación y cierres de fronteras afectaron duramente a la industria y, para el momento en que podamos operar nuevamente, las aerolíneas volverán con capacidades reducidas, menos rutas, menos frecuencias, menos aeronaves y menos pasajeros. Esto se traducirá en menor conectividad para la región y una industria más chica, comparable con la aviación que teníamos en 2009, lo que ciertamente puede generar algunos inconvenientes en cadenas logísticas y turismo que dependen directamente del transporte aéreo.

El sector viajes y turismo contribuye con 8.1% del PIB de la región y en algunos países como México y en el Caribe el aporte supera el 15%. Cada empleo en aviación genera 4 empleos adicionales y, en conjunto, viajes y turismo genera cerca de 17 millones de empleos en la región. Se trata de un motor de nuestras economías y una industria que jugará un papel fundamental en la recuperación económica de nuestros países. 

Para 2020, se estima que se operará en la región menos del 50% de la capacidad planificada y la recuperación tanto de capacidad como demanda tomará un tiempo. Estudios indican que solo hasta el 2025 veríamos los niveles de tráfico de pasajeros de 2019.

Por ello, reiteramos la importancia y urgencia del trabajo articulado entre autoridades e industria en la implementación de medidas de apoyo económico robustas que permitan la sostenibilidad de numerosas empresas del sector que generan millones de empleos y en la implementación armonizada de protocolos de salud para un reinicio de operaciones seguro y oportuno que brinde confianza a los pasajeros.

La conectividad en la región lleva oportunidades incluso a lugares remotos. En esta región continental, que no cuenta con alternativas como el tren, es urgente salvaguardar un medio de transporte indispensable para la población. La industria está lista para volver a operar siguiendo siempre los más estrictos protocolos de salud y seguridad para seguir brindando a la población un servicio esencial.

Tenemos un largo camino por delante, pero comienza con un primer paso contundente. Como dijo Winston S. Churchill: “Actitud es un pequeño cambio que hace una gran diferencia”. Estamos juntos.

 

José Ricardo Botelho

 

Comparte este artículo

Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on pinterest