Skip to content

Entrevista con el Ing. Luis G. Lizcano, FEMIA

 

El Ing. Luis G. Lizcano es Director General de la Federación Mexicana de la Industria Aeroespacial, FEMIA.

México representa, en especial para inversores europeos, la posibilidad de establecer una plataforma de negocios altamente competitiva para Norteamérica.

linea

Heading-Lizcano

La Federación Mexicana de la Industria Aeroespacial, FEMIA, surgió a finales de 2007 con el objetivo de promover la industria aeroespacial del país. ¿Cómo ha evolucionado el sector desde entonces hasta ahora?

A pesar de que en México existían operaciones de la Industria Aeroespacial desde hace más de 30 años, se puede considerar que como una tendencia industrial, la Industria Aeroespacial mexicana se inicia a partir de la década del 2000 cuando diferentes OEMs y Tier 1 empiezan a considerar a México como una opción para establecer operaciones principalmente de manufactura (Bombardier, Cessna, Beechcraft, etc.) En aquel entonces las exportaciones anuales ascendían a 1.306 millones de dólares; posteriormente, en 2007, con 21 miembros fundadores surgió la Federación Mexicana de la Industria Aeroespacial motivando a importantes compañías del sector aeroespacial a encontrar en México las condiciones necesarias para desarrollar e impulsar diversos proyectos. Para el año 2014 las exportaciones cerraron en 6.366 millones de $ lo que representa un crecimiento promedio anual del 17% generado así más de 42.000 empleos repartidos en alrededor de 300 empresas localizadas principalmente en estados como Querétaro, Baja California, Chihuahua, Nuevo León y Sonora.

 

La industria aeroespacial mexicana está en constante crecimiento, como así lo certifican los datos relativos a la creación de empleo y exportaciones. ¿Qué previsiones económicas manejan a corto y medio plazo?

Gracias a la firma de acuerdos como BASA y Wassenar el panorama aeroespacial en México a corto plazo es muy prometedor, se estima que para 2020 México se posicione entre los 10 primeros lugares a nivel internacional en exportaciones generando 12.000 millones en bienes aeroespaciales. En cuanto al empleo, se espera contar con 110.000 empleos directos de los cuales del 30% al 35% sean puestos de ingeniería. Una integración nacional del 50% en la manufactura realizada para la industria y segundo lugar del sector manufacturero en el capítulo de valor agregado / ventas.

A medio plazo se estima que para 2035 se requerirán alrededor de 32.000 nuevos aviones comerciales de pasajeros. Para dimensionar este dato, cabe mencionar que la flota mundial actual es de poco más de 20.000. Sin duda, esta necesidad repercutirá en un aumento generalizado en los negocios de la Industria Aeroespacial de México.

 

¿Cuáles son los estados o clústeres con más potencial y las áreas de especialización del sector aeroespacial de México? ¿Qué oportunidades de negocio ofrece México a los inversores, especialmente a los europeos que son los que representan un porcentaje más bajo en cuanto a capital de inversión?

La industria aeroespacial está presente en 18 de los 32 estados de la República, sin embargo actualmente existe concentración importante en 5 de ellos (Baja California, Chihuahua, Nuevo León, Querétaro y Sonora). Estos estados cuentan con centros de diseño e ingeniería de especialización en aeropartes que consisten en partes para motores (propulsión), cableado, arneses, interiores, sistemas de control de vuelo, fuselaje, aviónica, entre otros. En cuanto a la especialización de México en el sector, la distribución por número de empresas del sector es de aproximadamente el 80% de las empresas se concentran en manufactura, 11% en MRO (Mantenimiento, Reparación y Overhaul) y 9% en ingeniería y diseño.

México representa, en especial para inversores europeos, la posibilidad de establecer una plataforma de negocios altamente competitiva para Norteamérica (Estados Unidos, Canadá y México). Según un estudio de KPMG, México es el país con más competitividad en el hemisferio debido a los bajos costos en manufactura. Además México ofrece un atractivo esquema de instalación de empresas inversoras, ya que su marco legal facilita este proceso, además de la presencia de los llamados Shelters que proporcionan capital humano y múltiples facilidades para acelerar el proceso de instalación en el país. México cuenta con experimentadas constructoras y parques industriales. Para los inversores europeos, instalarse en México es más fácil de lo que parece ya que el país ofrece múltiples esquemas de inversión.

 

Algunas previsiones estiman que en 2035 podría haber 900 proveedores de la industria aeroespacial en México. ¿Cuáles son los retos de FEMIA para las próximas décadas?

Haciendo un análisis de la situación actual y de las proyecciones establecidas a 2020 más que el número de proveedores el reto está en la integración adecuada de la supply chain y mantener el paso en la generación de capital humano a nivel técnico para satisfacer la demanda que crece aceleradamente. Sin embargo, la industria, las autoridades y el sector educativo del país están trabajando para afrontar estos retos.

 

La formación de los futuros profesionales del sector aeroespacial también es un aspecto fundamental al que México aporta, por ejemplo, más de 50.000 ingenieros por año. ¿Cuáles creen que serán los grandes retos para la formación aeronáutica de los futuros profesionales mexicanos?

México ha demostrado su capacidad para albergar a las mejores empresas del sector aeroespacial, dotándolas de profesionales altamente calificados para producir, diseñar, fabricar y comercializar componentes aeronáuticos, así como el mantenimiento y la reparación de estos. El crecimiento de la demanda ha sido tan grande que se han construido universidades y carreras especializadas en el sector principalmente en estados como Querétaro, Chihuahua, Nuevo León, Baja California y Sonora, por mencionar algunos. Los principales retos con los que se enfrentarían los futuros ingenieros serían estar a la vanguardia en la implementación de nuevos procesos y tecnologías en la fabricación y mantenimiento de aeropartes y aeronaves , constante actualización en el conocimiento del sector aeroespacial, así como sus necesidades y el desarrollo de centros de certificación nacionales operados al 100% por personal mexicano.

 

¿La estrategia “triple hélice”, basada en el trabajo conjunto entre empresas, universidades y gobierno, es la fórmula de éxito para consolidar el sector?

Sin duda el trabajo conjunto de empresas, gobierno y academia ha resultado ser un factor fundamental para el desarrollo que ha mostrado la industria en el país, y estamos seguros de que esta estrategia seguirá dando buenos resultados en el futuro para afrontar el prometedor crecimiento de esta industria estratégica para el país.

 

¿Cuál es el mapa de ruta del Programa Nacional Estratégico de la Industria Aeroespacial?

El Programa Nacional Estratégico de la Industria Aeroespacial (ProAereo) mediante la coordinación de un comité conformado por gobierno, sector privado y academia, diseñó estrategias para colocar a México como una de las naciones más competitivas para el sector aeroespacial mundial. Con la estrategia ‘’triple hélice’’ México ha logrado obtener los resultados de crecimiento en exportaciones e inversión para posicionarse como un jugador clave en la plataforma aeroespacial de Norteamérica.

 

 

Comparte este artículo