0

Entrevista a Shamsul Kamar Abu Samah, AMIC

El Sr. Shamsul Kamar Abu Samah es Director ejecutivo del Centro de Innovación Aeroespacial de Malasia (AMIC)

El ingrediente principal para mantener el desarrollo del sector aeroespacial será el enfoque hacia actividades de I+T dirigidas por las necesidades del sector.

linea

¿Cómo está creciendo el sector aeroespacial en Malasia y qué retos tendrá que afrontar en un futuro próximo?

El desarrollo del sector aeroespacial en Malasia sigue el Malaysian Aeroespace Industry Blueprint (Plan de acción para el sector aeroespacial de Malasia), un plan estratégico para convertir a Malasia en una potencia a escala mundial. Hace poco se ha publicado una nueva edición del plan de acción que incluye áreas de interés específicas y que tiene como objetivo convertir a Malasia en el país número 1 del sector aeroespacial en el Sudeste Asiático para el año 2030. Hoy en día las empresas malasias gozan de reconocimiento internacional y desempeñan un papel importante en la cadena de suministros global como proveedor de piezas y componentes de aviones para empresas líderes en la fabricación de aeronaves, como Airbus y Boeing. Asimismo, también son los proveedores regionales de servicios de MRO (mantenimiento y reparación) para flotas globales, así como un proveedor de servicios importante en cuanto a actividades de servicios de ingeniería.

El mencionado plan, puesto en marcha recientemente, persigue el objetivo de que el país se convierta en líder regional antes del año 2030. El plan ha sido desarrollado por el Grupo de Gobierno e Industria para la Alta Tecnología en Malasia (MIGHT) e incluye enfoques estratégicos aportados por todas las partes implicadas, entre las que se incluyen agencias gubernamentales, actores del sector, institutos de investigación y el entorno académico. Además, , el plan contará con un importante apoyo por parte de todos los implicados, con el objetivo de que el sector genere unos ingresos de más de 55.500 millones de ringgit malasios (14.500 millones USD) para el año 2030 y proporcione trabajos cualificados y de alta remuneración a más de 32.000 trabajadores.

Con el fin de cumplir dicho objetivo y superar los retos que puedan plantearse en el futuro, se han identificado estrategias específicas que incluyen aspectos de vital importancia, como las directivas del sector, el marco institucional, las inversiones, el desarrollo de talentos, el acceso a nuevos mercados y la investigación y tecnología (I+T). Las estrategias no están enfocadas únicamente hacia la obtención de importantes ingresos en el sector, sino que también destacan la importancia de desarrollar más las actividades de las etapas preparatorias de la fase de producción, estimular el avance de los elementos científicos y tecnológicos y contratar mano de obra con una alta cualificación técnica.

 

¿Cuál es el papel de Malasia en el sector aeroespacial a escala mundial? ¿Cuáles son sus fortalezas y sus debilidades?

Malasia es uno de los proveedores cruciales en el sector de la fabricación aeroespacial, sobre todo en lo referente a piezas y componentes de aeroestructuras, además de componentes de aviónica. La actividad comercial está sustentada por una sólida cadena de suministro local integrada por diversos actores del sector a escala local y global, como por ejemplo Spirit AeroSystems, Honeywell Aerospace Avionics, Composite Technology Research Malaysia (CTRM), SME Aerospace, Senior Aerospace Upeca y Aerospace Composites Malaysia, por mencionar algunos.

En cuanto a los servicios de ingeniería, Malasia ofrece soluciones de ingeniería asequibles y de alta calidad a través del proveedor Strand Aerospace Malaysia (del grupo Strand) . En su trayectoria, Malasia cuenta con la participación en programas de aviones punteros como el A380 y el A350. Hasta la fecha, Strand ha realizado análisis primarios de aeroestructuras para clientes de todo el mundo en los siguientes aspectos: estática, fatiga y tolerancia al daño (F&DT), elementos finitos, compuestos, diseño, apoyo al servicio e integridad estructural de los aviones.

Además, también es líder del sector a escala regional en cuanto a MRO (mantenimiento, reparación y reacondicionamiento) aeroespacial. El gobierno, a través de su programa Economic Transformation Program (Programa de transformación económica, ETP), ha introducido un proyecto de punto de entrada (o EPP) específico a fin de estimular más el desarrollo de las actividades comerciales de MRO. El objetivo del EPP es que Malasia se convierta en un hub de servicios de MRO de aviación a escala regional, aprovechando el crecimiento de los mercados regionales y globales, que se prevé que llegue a los 250.000 millones de ringgit malasios (65.450 millones USD). Hemos percibido un desarrollo positivo gracias a las nuevas inversiones de Airbus Customer Service Centre, RUAG Aviation, SR Technics, Airod Aerospace Technology, BHIC AeroServices y Asia Aerotechnics.

En cuanto al capital humano, la mano de obra malasia resulta atractiva en el sector de la fabricación aeroespacial y de actividades de MRO de todo el mundo. Gran parte del personal técnico, incluyendo a pilotos e ingenieros aeronáuticos, trabaja para empresas de talla mundial en el extranjero. Como aspecto positivo, cabe destacar que el área de la formación y educación en el sector aeroespacial en Malasia está cobrando mayor importancia, ya que la demanda de profesionales del sector no solo procede de clientes locales, sino también de empresas de todo el mundo. No obstante, por esta razón Malasia debe enfrentarse al reto de equilibrar el suministro de capital humano para satisfacer tanto la demanda local como la mundial o regional.

Si contemplamos la tendencia al alza del sector a escala mundial, Malasia cuenta con una gran oportunidad para incrementar su actividad comercial en los próximos 30 años. Nuestros retos son incrementar el desarrollo de la capacidad técnica y la competencia a fin de acceder a paquetes de trabajo más complejos. Por este motivo, debemos investigar nuevas tecnologías, desarrollar nuevos materiales sostenibles e incorporar procesos avanzados en nuestras actividades de fabricación y de MRO. El ingrediente principal para mantener el desarrollo del sector aeroespacial será el enfoque hacia actividades de I+T dirigidas por las necesidades del sector.

 

Háblenos de los últimos datos económicos del sector aeroespacial en cuanto al volumen de actividad comercial, el número de empleos, las exportaciones, las empresas aeroespaciales ya asentadas, etc.

Según un reciente estudio realizado por el MIGHT, el volumen de negocio del sector aeroespacial malasio en 2014 fue aproximadamente de 11.800 millones de ringgit malasios (sin contar las operaciones de las líneas aéreas), con 19.500 puestos de trabajo. Estas cifras se han logrado gracias a unas 160 empresas encargadas de diversas actividades en la cadena de suministro. Cuando se implementó el primer plan de acción aeroespacial, Malasia fue capaz de captar suculentas inversiones de distintos actores globales, como Airbus, Boeing & Hexcel (a través de una empresa conjunta, Aerospace Composites Malaysia), GE Engine Services, Spirit AeroSystems, Honeywell Aerospace Avionics, Celestica, Singapore Aerospace Manufacturing y Messier-Bugatti-Dowty. También se concluyó que en el período entre 2010 y 2014 se habían recaudado aproximadamente 4.200 millones de ringgit malasios en inversiones en el sector aeroespacial.

El valor de exportación de Malasia en 2014 se había incrementado en un 15,7 %, hasta alcanzar los 2.900 millones de ringgits malasios, recaudados en su mayoría por piezas y componentes de aeronaves. Se espera que el valor de exportación aumente en consonancia con las nuevas inversiones en el sector aeroespacial, así como con la introducción de nuevas iniciativas estratégicas del gobierno como ETP, Asia Aerospace City (Ciudad aeroespacial de Asia, AAC) y la publicación del plan Malaysian Aerospace Blueprint 2030.

 

¿Cuál es el papel del Aerospace Malaysia Innovation Centre en el sector aeroespacial?

La actividad principal del Aerospace Malaysia Innovation Centre (AMIC) consiste en participar en proyectos colaborativos de I+T impulsados por las necesidades del sector, donde colabora con industrias e institutos de investigación del sector aeroespacial. Estos proyectos de investigación están encabezados por líderes fundadores, como por ejemplo Airbus Group, Rolls Royce y CTRM. Los que dirigen, evalúan y gestionan todas las actividades de investigación son destacados expertos industriales de la red técnica de AMIC. Se está reforzando la conexión entre los líderes del sector, el gobierno y los institutos de investigación gracias a la implicación del MIGHT como miembro líder y la universidad Universiti Putra Malaysia (UPM) como universidad líder.

El AMIC se estableció como un centro de investigación dirigido por el sector de acuerdo con una de las recomendaciones clave incluidas en el plan National Aerospace Blueprint 1997 (Plan de acción aeroespacial nacional de 1997). En colaboración con socios del mundo académico, el papel principal del AMIC es proporcionar a las universidades e institutos de investigación una guía estratégica y temas de interés para la investigación en los ámbitos relacionados con el sector aeroespacial. El AMIC desempeñará un papel clave para asegurar la contribución malasia al desarrollo de los distintos sectores aeroespaciales de todo el mundo.

 

El gobierno de Malasia apoya totalmente al sector aeroespacial. ¿Es esta una de las claves para mejorar la competitividad?

El MIGHT fundó el AMIC para fomentar un entorno colaborativo donde se reunieran los actores del sector y los institutos de investigación, especialmente en el área de I+T. El gobierno de Malasia, a través del Consejo Aeroespacial de Malasia, respaldó la creación del AMIC en 2011 como un centro de innovación impulsado por el sector para mejorar la competitividad del sector aeroespacial de Malasia en el ámbito mundial.

Las actividades de I+T del AMIC reflejan los retos a los que se enfrenta hoy en día el sector aeroespacial de Malasia, así como las oportunidades del futuro. Con el fin de dirigir el sector aeroespacial de Malasia hacia la sostenibilidad, se escogieron dos temas de investigación, “Aviación sostenible” y “Fábrica del futuro”. El AMIC se dedica a identificar y priorizar proyectos clave de I+T dentro de estos ámbitos para proporcionarles una cartera puntera de I+T a los actores del sector aeroespacial y a los socios de investigación, al tiempo que desarrolla habilidades y recursos tecnológicos en áreas estratégicas clave.

 

¿En qué proyectos participa actualmente el AMIC y cuáles son sus desafíos que se presentan en un futuro próximo?

Aviación sostenible

Dentro del ámbito de la aviación sostenible, el AMIC se ha puesto a la cabeza en el mundo de la aviación gracias al fomento y la incorporación de acciones de desarrollo e iniciativas “verdes” en el sector aeroespacial en Malasia. El compromiso del AMIC con sus socios globales y con el sector de la aviación queda patente con la puesta en marcha de un Centro de excelencia (COE) para una aviación sostenible. El objetivo principal del COE es la sostenibilidad, un factor “verde” a largo plazo, y sus iniciativas innovadoras se centran en dos aspectos principales:

  • Desarrollo de biocombustibles para aviación,
  • Creación de materiales de origen biológico para compuestos

 

Fábrica del futuro

Los nuevos materiales avanzados y las tecnologías digitales están adentrándose poco a poco en las fábricas. Al final, estas nuevas tecnologías y procesos transformarán las fábricas en centros de innovación donde operadores de alta cualificación crearán maneras nuevas de aportar valor añadido a sus empresas. Aunque las tecnologías de la fábrica del futuro ya están disponibles, aún está pendiente su implementación en las fábricas actuales. Por este motivo, el AMIC ha comenzado a eliminar los riesgos de su uso en las empresas aeroespaciales de Malasia y de la región. El AMIC se centra especialmente en los siguientes ámbitos:

  • Realidad virtual
  • Tecnologías digitales avanzadas en el proceso de fabricación
  • Material avanzado, impresión 3D de prototipos y series de componentes
  • Automatización del proceso de fabricación; líneas de producción en las que robots, personas y ordenadores trabajen codo con codo

Al reforzar el ecosistema de fabricación de materiales compuestos del sector aeroespacial, el AMIC se concentró en nutrirlo más y convertirlo en un ecosistema innovador de referencia en todo el mundo, sobre todo en lo referente a tecnologías de producción avanzadas e ingeniería de fabricación para materiales compuestos. Este objetivo se conseguirá gracias a una eficaz asociación entre los actores del sector y los institutos de investigación locales, así como mediante el aprovechamiento de la red de investigación internacional del AMIC. El trabajo en este ámbito se ha empezado a través de la realización de estudios centrados en la modelización de procesos y la influencia de estos en el ensamblaje de las piezas compuestas. A continuación, le seguirán proyectos de prototipos tecnológicos en los que se validarán los procesos de fabricación y el uso de materiales avanzados.

 

¿Qué ventajas ofrece Malasia para los inversores?

Malasia siempre ha estado dispuesta a fomentar el crecimiento del sector aeroespacial junto con los líderes globales, desde que puso en marcha su primer plan de acción aeroespacial en 1997. Es esencial avanzar y realizar inversiones de calidad en el país para acelerar el desarrollo del ecosistema del sector. Una vez puesta en marcha la hoja de ruta definitiva que se seguirá en el futuro, el sector gozará de un apoyo ininterrumpido procedente de diversas agencias gubernamentales, apoyo que implicará servicios de consultoría sobre cómo establecer nuevas actividades comerciales, la mejora de la cadena de suministro local a través de iniciativas específicas para PYMEs, el desarrollo de parques aeroespaciales de categoría mundial, el programa de desarrollo continuo de talentos y, por último, asesoramiento sobre actividades colaborativas de I+T impulsadas por el sector.

Malasia ofrece una clara ventaja competitiva en la actividad comercial, como por ejemplo atractivos incentivos fiscales, una política de capital liberal, un entorno comercial en continuo movimiento, infraestructuras y parques industriales desarrollados, mano de obra competente, formada y profesional, costes laborales competitivos, empleo de profesionales expatriados, disponibilidad de proveedores de servicios de ingeniería locales y apoyo para actividades de I+T. Estos son los principales factores que contribuyen a que una empresa aeroespacial escoja Malasia como su hub regional a la hora de acceder al mercado aeroespacial de gran envergadura de la región de Asia-Pacífico.

 

Asia Aerospace City (AAC) es una iniciativa estratégica que tiene como objetivo conectar a actores del sector aeroespacial de todo el mundo con oportunidades de crecimiento en Asia. El AIMC es uno de los socios que participan en esta iniciativa. ¿El objetivo de este proyecto es crear el siguiente hub aeroespacial en Asia?

El AMIC tenía la idea de convertirse en un centro de innovación aeroespacial líder y dirigido por el sector que proporcione un apoyo sólido a las necesidades del sector. Para hacer realidad esta visión, el AMIC se asoció con M-Aerotech (filial de propiedad exclusiva de una agencia gubernamental, MARA) para desarrollar capacidades de I+T en el sector aeroespacial dentro de la AAC (Asia Aerospace City), así como para reforzar la capacidad del capital humano del país en el sector de la fabricación aeroespacial.

Se espera que la creación de la AAC sea accesible y beneficiosa para las comunidades del sector aeroespacial local y global. Gracias al aprovechamiento de la red técnica del AMIC, planeamos traer a expertos locales e internacionales como Airbus Group, Rolls-Royce, CTRM, Strand Aerospace, University of Nottingham Malaysia Campus (UNMC) y University of Malaya (UM) a la AAC. M-Aerotech será el responsable de supervisar los ingresos que genere la AAC mediante sus seis unidades comerciales estratégicas: centro de consultoría comercial, servicios de ingeniería, centro de desarrollo profesional, I+T, inversión e infraestructura.

La AAC, una vez terminada, contará con un ecosistema empresarial completo y con una infraestructura de categoría mundial hecha a medida que incluirá áreas para servicios de ingeniería, diseño, análisis de tensiones y desarrollo profesional para atender al desarrollo continuo del capital humano, así como para las actividades de I+T del sector que dirigirá el AMIC. Estos componentes serán los atractivos principales para convertir a Malasia en un hub para los OEM del sector aeroespacial en el Sudeste Asiático, especialmente para establecer centros de diseño offshore (ODC) y, finalmente, sus centros regionales para proyectos aeroespaciales punteros.

 

 

Share Button
29/07/2015

Leave a Reply