Skip to content

La industria aeroespacial en Europa: Tiempos de cambios y oportunidades

Antonio Gómez-Guillamón

Antonio Gómez-Guillamón

AERTEC Solutions / CEO & Founder

 

Las empresas de la cadena de suministro se han ido organizando en clusters en torno a los principales polos aeronáuticos europeos. Ya sea en Sevilla, Bristol, Toulouse o Hamburgo, las empresas y los diferentes agentes como gobiernos regionales o Universidades en cada entorno, se han organizado bajo un mismo paraguas para atraer más carga de trabajo a sus regiones y proyectar más lejos a sus empresas. Salvaguardando la siempre sana competencia, prevalece el espíritu de equipo en cada una de ellos y el convencimiento de que actuando como cluster regional se gana visibilidad en el tablero de juego mundial.

Europa tiene todo lo necesario para convertirse en líder cuando funciona como una sola región.

Por otro lado la última década hemos vivido la etapa más prolífica en muchos años con el desarrollo de grandes programas que se han solapado en el tiempo. Solo el A380, A400M y A350, por citar los más importante de AIRBUS, han traído un aluvión de oportunidades para las empresas auxiliares. Será muy difícil que se repita esta confluencia y ello traerá suerte desigual a las mismas. Ahora toca concentrarse en la eficiencia de los procesos productivos mientras se aumentan las cadencias de producción. Sin entrar en detalles por actividad, la carga de trabajo general los próximos años será colosal y sin embargo viviremos tiempos convulsos para muchas empresas más enfocadas a las fases de desarrollo.

Este tiempo de cambio en la actividad viene acompañado por una gran reestructuración de AIRBUS GROUP, la gran tractora del sector en Europa. La reorganización en tres grandes divisiones, la simplificación de las cadenas de suministro y la perdida de influencia de los países en favor de la organización general de AIRBUS, es fuente de preocupación para mucha empresas y una gran oportunidad para otras tantas.

Por último, vemos como aparecen nuevos segmentos con grandes expectativas de mercado. Las aeronaves no tripuladas o el Espacio van a emerger con mucha fuerza. Se abre un horizonte menos dirigido por las asignaciones presupuestarias de los Estados y más orientado a la explotación comercial, terreno abonado para los más emprendedores, los más avanzados tecnológicamente y los que tengan más fácil acceder a la financiación.

Tenemos por tanto fuertes clusters regionales, tiempos de cambio en el grueso de la actividad, la transformación de la gran tractora Europea y la aparición de nuevos segmentos con enormes expectativas de crecimiento. Quizás algunos se sientan incómodos con tanto cambio, otros no sepan adaptarse, pero para muchos representa una ilusión renovada y una excelente oportunidad para diferenciarse, crecer y demostrar lo que valen.

Una cosa si hemos demostrado, Europa tiene todo lo necesario para convertirse en líder cuando funciona como una sola región. AIRBUS, uno de los pocos casos industriales auténticamente pan-europeo, y su cadena de suministro organizada en torno a polos regionales de excelencia, debe servir de ejemplo para una mayor integración Europea .

cabecera-213web

 

Comparte este artículo

Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on pinterest