0

El futuro del avión eléctrico

El sector aeronáutico es uno de los que impulsa de forma más activa la investigación, la innovación y el desarrollo de nuevos elementos que aporten avances y mejoras a nuestra sociedad. A ello contribuye que el transporte aéreo siga creciendo en todos los mercados mundiales, contribuyendo con un 4% al PIB mundial. Si nos centramos en las aeronaves, las innovaciones pueden afectar a pequeñas partes, apenas perceptibles, o a aviones completos.

Uno de los campos en los que se está haciendo más esfuerzo de forma continuada es en el de la energía. En realidad, son varios los caminos que se están siguiendo, cada uno de ellos con objetivos bien marcados. Por un lado está la reducción del consumo de combustible, a fin de hacer más rentable el uso de las aeronaves. De otro lado, la disminución de los contaminantes generados por los enormes motores. Y, no menos importante, la deseada meta de combinar adecuadamente todos esos factores para conseguir aviones que lleguen cada vez más lejos, con mayor carga y con el menor coste posible para las compañías. En una palabra: eficiencia.

Desde hace tiempo estamos asistiendo al desarrollo de prototipos de aviones eléctricos que nos sorprenden cada vez más. Como en todas las facetas de la vida, hay partidarios y detractores sobre su viabilidad. ¿Pero es realmente factible que un motor eléctrico pueda hacer volar a una aeronave con muchas toneladas de peso?

Hay varios factores que intervienen en la ecuación del avión eléctrico: La reducción del peso mediante la incorporación de nuevos materiales; reducción del volumen de los medios electrónicos; aumento de la eficiencia energética de las baterías así como la consecuente reducción de su densidad (y, por tanto, del peso); innovaciones en el diseño del armazón, alas, timones, etc.

En realidad estamos hablando de varias décadas de investigación y avances que se irán incorporando poco a poco a las aeronaves existentes o a otras nuevas que irán apareciendo. En el camino hablaremos de biocombustibles, de motores híbridos y de ideas revolucionarias en el diseño. Pero el momento del avión eléctrico parece ser que llegará antes o después.

La respuesta, en cualquier caso, solamente la tienen los grandes fabricantes aeronáuticos mundiales. Ellos son los únicos capacitados no solo para desarrollar globalmente la tecnología que permita hacerlo sino, además, construir los prototipos cuando llegue el momento.

Por este motivo, llama la atención los modelos -más bien conceptos- que nos presentan la NASA, Boeing y Airbus. A continuación pueden verse algunas de sus propuestas ya en desarrollo para los años venideros.

Buen vuelo.

Caratula-video-Boeing
Avión híbrido-elétrico de Boeing
Caratula-video-Airbus
Concepto de Airbus para 2050
Caratula-video-AirbusRollsRoyce
Proyecto de propulsión eléctrica de Airbus y Rolls Royce

 

Share Button
26/11/2014

Leave a Reply