Skip to content

Grafeno, el supermaterial

 

“El Material del futuro”, “Experimento de viernes noche” o el “Nuevo material “blando”” son los nombres que le han caído a éste producto resultado de la curiosidad de dos investigadores universitarios. El grafeno no estaba en la agenda oficial del laboratorio.

Y es que cuando se descubrió éste material allá por los inicios del siglo XX no se imaginaba el potencial que podía llegar a alcanzar ya que, a pesar de obtenerse a partir del grafito no se consideraban que fueran el mismo material. Ha sido durante estos últimos 10 años cuando a raíz de las investigaciones de dos científicos, uno holandés y otro ruso-británico, se ha valorado su importancia y les ha valido el Premio Nobel de Física, gracias a éste “supermaterial”.

1000 veces más conductor que el cobre y 200 veces más fuerte que el acero

Y digo supermaterial porque, hasta la fecha, no se ha conseguido otro industrializable a gran escala con semejantes características y con tanta cantidad de posibilidades. Un material que compuesto con un sólo átomo de espesor y una organización en panal de abeja, es 1000 veces más conductor de la electricidad que el cobre y 200 veces más fuerte que el acero estructural. Pocos competidores le quedan. Es más, haría falta poner el peso de 3 coches concentrados en la punta de un bolígrafo para romper una lámina de espesor del papel.

Aplicaciones como pantallas táctiles enrollables, baterías ultra rápidas que se cargan en segundos o microchips de hasta 1000GHz ya son posibles gracias a éste material. La industria aeronáutica también se verá beneficiada ya que, añadiendo grafeno en pequeñas cantidades a metales y plásticos, se pueden hacer composites más ligeros y resistentes. Vehículos como aviones y coches verán incrementada su eficiencia energética y la seguridad. Y es que, ahí donde el grafeno se ve involucrado, las cualidades físicas se potencian.

Como profesional del sector aeroespacial, creo en la importancia de apostar continuamente por el uso de componentes punteros para el desarrollo de tecnologías propias, así como de invertir y seguir trabajando en todo aquello que nos vaya a retornar una mejor calidad en el sector aeronáutico.

cabecera-post-grafeno

 

Comparte este artículo

Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on pinterest