Skip to content

Tribuna por Simon Witts, Aviation Skills Partnership

Simon Witts

Simon Witts

Aviation Skills Partnership / Founder & Chief Executive

 

El déficit de ingenieros especializados en el mantenimiento de aeronaves ha quedado documentado y resulta evidente para todo el sector. En el informe sobre previsiones de personal técnico y pilotos realizado por Boeing en 2015 (2015 Boeing Pilot and Technical Outlook) se estima que el sector de la aviación necesitará más de 609.000 ingenieros a lo largo de las dos próximas décadas. Cada vez resulta más necesario encontrar formas más eficaces de atraer personal al sector de la aviación y de crear un flujo sostenible de ingenieros especializados en el mantenimiento de aeronaves que cuenten con las competencias adecuadas.

El sector de la aviación necesitará más de 609.000 ingenieros a lo largo de las dos próximas décadas.

La Aviation Skills Partnership (ASP) colabora con las entidades de formación, las empresas y el sector educativo para crear programas de formación nuevos e innovadores que integren competencias prácticas y cualificaciones académicas. Estos programas forman parte de nuevos itinerarios profesionales que conducen a diferentes empleos dentro de las distintas áreas de la aviación y que identifican y aportan las competencias necesarias desde la etapa de la educación primaria hasta lo más alto del sector. Mediante la introducción de estos itinerarios, la ASP cumple en parte su manifiesto sobre competencias en aviación (Aviation Skills Manifesto), recientemente presentado en la Cámara de los Comunes del Reino Unido.

La ASP colabora con escuelas y otros centros educativos para garantizar que los cursos que ofrecen aporten a los estudiantes los conocimientos y las competencias necesarios para sus futuras responsabilidades. En respuesta a la falta de personal especializado, la ASP desarrolla soluciones para la adquisición de competencias en aviación con las que se cubrirán las necesidades del sector. Algunos ejemplos de los éxitos logrados en esta área son los programas universitarios de aprendizaje superior para ingenieros especializados en mantenimiento de aeronaves y para pilotos profesionales (Higher Apprenticeship BSc, Hons). Ya se han matriculado más de 100 estudiantes en el programa para pilotos y los primeros licenciados vuelan en la actualidad como primeros oficiales en las principales aerolíneas británicas.

El título de ingeniería será impartido por la Universidad de Anglia del Este y por la Universidad de Gales del Sur y los primeros cursos empezarán en septiembre. Estos títulos está completamente basados en los conocimientos prácticos: no será necesario acudir a las universidades. Los ingenieros en formación completan todos sus estudios y su trabajo práctico en las entidades de formación autorizadas.

En el caso de la Universidad de Anglia del Este, el programa de ingeniería se impartirá en colaboración con KLM-UK Engineering y City College Norwich en un centro de la International Aviation AcademyTM construido especialmente con este propósito dentro del aeropuerto de Norwich. La academia contará con un avión de pasajeros, facilitado por KLM UK, y con un helicóptero comercial, ambos en perfectas condiciones de funcionamiento. Este innovador entorno, denominado “Emulation Zone”TM (Emulador), permitirá a los ingenieros en formación acumular una experiencia práctica que se tendrá en cuenta como parte de la experiencia necesaria para la obtención de la licencia.

Se ha demostrado que este modelo de formación es muy útil, por lo que se están creando otros «hubs» de academias de aviación en distintas ubicaciones estratégicas por todo el Reino Unido.

La clave de este éxito radica en que la ASP ha insistido en la importancia de que los itinerarios y los programas cumplan todos los requisitos del sector, de las autoridades educativas y de los organismos reguladores. Las distintas partes que colaboran con la ASP han participado en el desarrollo de los programas desde el principio, con el objetivo de garantizar que los programas serán relevantes y aportarán valor a las empresas.

Estas son, por tanto, muy buenas noticias para los jóvenes que aspiren a trabajar en el sector de la aviación, al igual que para aquellas empresas que encuentran dificultades a la hora de reclutar suficiente personal con las competencias adecuadas para cubrir las necesidades de la actividad y poder así garantizar su futuro.

 

 

Share / Comparte