A, B, C, Drones

Rodrigo Valdivieso

Rodrigo Valdivieso

AERTEC Solutions / RPAS

No es raro el día en que, por un motivo u otro, en los medios, en las redes sociales y hasta en nuestras conversaciones cotidianas se haga mención (con mayor o menor acierto) a los drones como ejemplo de avance tecnológico, como plataforma de una futura aplicación potencial y hasta como protagonistas en películas o videojuegos. Sin embargo, hacemos uso de ese término sin conocer lo que realmente significa y sin atender denominaciones más precisas que existen para ellos hoy en día.

Todos le entenderán al usar la palabra «dron», pero si quiere transmitir un mensaje técnico, moderno y conciso es mejor usar términos más adecuados como, por ejemplo, RPAS.

También es posible que en más de una ocasión haya oído o empleado otros términos como RPAS, RPA, UAS, UAV, ART, VANT o algún otro término similar. 

Pero ¿cuál es la denominación correcta? En este artículo procuraremos aportar más información al respecto.

Para ello hay que hacer tres anotaciones previas:

1. Los drones tienen un origen militar.

Solo desde que recientemente se ha democratizado su tecnología, los drones también tienen cabida en el sector civil. Por este motivo la denominación usada suele tener origen militar.

2. Existen diferencias entre el tipo de control de la mayoría de drones civiles o industriales y la mayoría de drones militares o de seguridad.

Los drones de uso civil o industrial más habituales son herramientas con la única tarea de recoger datos incansablemente de forma automatizada. Dicha tarea es programada de antemano con un objetivo claro: realizar un patrón de vuelo eficiente para llevarlo a cabo en el menor tiempo posible. Todo lo que suponga desviarse de su plan de vuelo programado supone perder tiempo y, por tanto, eficiencia. Esta máquina está continuamente supervisada por un humano, pero la intervención activa de un humano (es decir, sacar a la máquina de la ejecución automatizada de su programa para controlarla manualmente) durante este tipo de vuelo se considera perjudicial, ya que pierde eficacia. Es, por lo tanto, una aeronave remotamente supervisada con un objetivo rígido y perfectamente establecido. Es un vuelo programado y continuamente supervisado. El operador normalmente no necesita pilotar la aeronave, aunque algunos sí lo necesitan en las fases de despegue y aterrizaje.

Por otro lado, los drones de uso militar y en general todos los usos relacionados con vigilancia/seguridad son todo lo contrario al caso anterior. El objetivo del vuelo se desarrolla durante el propio vuelo a medida que vayan surgiendo (o no) los eventos esperados (por ejemplo, la detección de un intruso y su posterior seguimiento exige modificar el plan de vuelo para adaptarse a esta nueva circunstancia). Por lo tanto, este tipo de vuelo requiere un piloto humano que no solo supervise el vuelo, sino que además lo vaya modificando de manera manual según las necesidades de la misión. Es, por lo tanto, una aeronave remotamente pilotada con un objetivo variable y flexible que se configura según el desarrollo de la misión. Es un vuelo de control manual y está continuamente supervisado y pilotado por un humano.

Obviamente existen casos en que ambos tipos de control se mezclan, pero lo normal es que la mayor parte del vuelo sea de un tipo u otro (programado o control manual).

3. Hay que diferenciar claramente a los drones que son aparatos aéreos que ejecutan un trabajo específico para una misión específica (comercial, de seguridad, de apoyo u otros en el sector civil y militar o incluso inteligencia en el sector defensa) de todos aquellos aparatos voladores de recreo o pasatiempo que realmente no cumplen función alguna más que el entretenimiento de sus usuarios (aeromodelos y juguetes).

Una vez vistos estos principios, veamos las principales denominaciones una a una:

 

DRONE/DRON

Es la denominación más común y difundida, pero también es la denominación más generalizadora, menos técnica y la que menos les gusta a los profesionales del sector.

Drone literalmente significa “zángano” en inglés y aunque hay mucha gente que le atribuye ese origen por la posible similitud entre el vuelo del insecto y la máquina, la realidad es que la palabra tiene una segunda acepción que significa “zumbido”. Es por esta acepción por la que más probablemente se haya empezado a usar para designar a estas máquinas, ya que normalmente solo son detectables por su “zumbido” persistente.

Este término engloba a todo lo que se mueva por el aire con un mínimo de capacidad de gobierno y sin atender a otro criterio más que no tenga un piloto a bordo. Es un término especialmente usado hasta la saturación en las películas. Por este motivo, se traslada masivamente a la población en general y también es empleado indiscriminadamente. Si usted trabaja en el sector, seguramente rehúya de este término por ser poco técnico. Intente no utilizarlo, ya que hay otras expresiones mucho más técnicas como las que vienen a continuación.

Esta expresión suele usarse mucho en referencia a multicópteros y juguetes. Por ese motivo, los usuarios y fabricantes de sistemas de mayor tamaño y complejidad no son muy proclives a emplearlo.

En lo posible no use este término, a no ser que se dirija a una audiencia generalista y poco conocedora de esta tecnología.

 

UAV (Unmanned Aerial Vehicle)

Literalmente significa Vehículo Aéreo No Tripulado. También se usa VANT “Vehículo Aéreo No Tripulado” en muchos países hispanoamericanos, pero curiosamente, no en España.

Este término fue uno de los primeros que se empezaron a usar para designar a estas aeronaves y puesto que se originó en el sector militar sigue siendo un término muy arraigado en ese entorno.

Con este término se pretendía diferenciar claramente a aquellas aeronaves que incluían un piloto en su interior de aquellas que no lo tenían. Esto tiene una especial relevancia a la hora de trabajar en escenarios de operaciones y transmitir órdenes en entornos que incluyen UAV y aeronaves tripuladas. En un escenario operacional, los UAV debían estar bien identificados para que los pilotos que trabajasen con ellos supiesen qué esperar de ellos, tanto en respuestas como en comportamientos.

Este término implica que la aeronave no está tripulada por un humano. De hecho, implica que la aeronave puede no estar tripulada de ninguna manera y, por lo tanto, este término se asocia especialmente a aeronaves de vuelo programado. Es decir, que la aeronave se autogobierna y controla gracias a un programa ya establecido y cargado en su memoria antes del vuelo (vuelo continuamente supervisado).

Con este patrón de acción programado y continuamente supervisado suelen volar, sobre todo, las pequeñas aeronaves dedicadas a trabajos civiles de recogida de datos como levantamientos topográficos.

Este término se sigue usando mucho, aunque se considera algo antiguo y poco descriptivo y está perdiendo fuerza en favor del término RPA que veremos más adelante. Define muy bien a las aeronaves de uso civil industrial, pero estas también están recogidas en el término RPAS por motivos regulatorios, ya que la regulación no hace distinción hoy en día entre una aeronave remotamente supervisada y otra remotamente pilotada.

Lo correcto es utilizar este término cuando se habla de aeronaves de vuelo programado. También puede usarlo coloquialmente y de manera genérica en entornos de defensa (aunque cada vez menos aceptado) o con gente veterana del sector aeronáutico que todavía lo emplea.

Como derivado especial de este término existe el de UCAV (Unmanned Combat Aerial Vehicle). Es lo mismo que UAV, pero con la particularidad de que la aeronave está únicamente pensada para realizar combates aéreos. Estas aeronaves aún están en desarrollo y aunque ya han realizado hasta despegues y aterrizajes en portaaviones (como el modelo X-47), su limitada capacidad para tomar decisiones autónomamente combinado con la dificultad de tener una buena percepción situacional (situational awareness) hace que todavía sigan dependiendo de un piloto humano en tierra que los pilote. En paralelo, como tecnología igualmente viable, pero con menos necesidad de desarrollo se están probando cazas tripulados (como el F-16) a los que se les incorpora toda la electrónica y comunicaciones para ser pilotados remotamente.

 

UAS (Unmanned Aerial System)

Es un perfeccionamiento del término UAV que contempla todos los elementos del sistema (el término UAV solo contempla la aeronave), es decir, estación de tierra, sensores, antenas de comunicación, etc.

Este término es más apropiado que el de UAV cuando uno se refiere al conjunto (que suele ser lo normal) y no estrictamente a la aeronave.

Utilice este término para referirse al sistema completo (aeronave y todo lo que la rodea) cuando hable con alguien en los mismos casos que con UAV. Al igual que UAV es un término en desuso progresivo.

 

RPA (Remotely Piloted Aircraft)

Es la definición más actual. También se emplea ART, “Aeronave Remotamente Tripulada”, en muchos países hispanoamericanos, pero curiosamente, no en España.

Su origen se debe, en gran parte, a la necesidad de transmitir la idea positiva de que hay un humano supervisando o realizando las acciones detrás de la máquina, en contraposición con el término UAV que, de alguna manera, no da claridad en ese sentido.

Utilice este término cuando quiera referirse de una manera técnica y precisa a una aeronave que normalmente está siendo tripulada/pilotada de forma activa (no solamente supervisada) desde su centro de control en tierra.

 

RPAS (Remotely Piloted Aerial System)

Este es el término técnico más empleado actualmente y el más aceptado para todos los sistemas que contienen una aeronave continuamente pilotada y supervisada. Como perfeccionamiento del término RPA, se usa al referirse al sistema completo, es decir, no solo incluye a la aeronave, sino también a todos los subsistemas que la acompañan como estación de tierra, comunicaciones, etc.

Hay expertos que opinan que la definición RPAS es en realidad una subclase de UAS porque consideran que todos los drones cumplen la característica de no tener tripulación en la aeronave y RPAS denota simplemente que, además de no tener a un humano embarcado, también está activamente pilotado a distancia. Sin embargo, y para ser estrictos, ningún dron está falto de tripulación, ya que dicha tripulación o está ejerciendo su acción a distancia o está supervisando la misión.

Use este término cuando esté en un ambiente técnico y profesional. Puede usarlo para todos los sistemas aéreos tanto continuamente supervisados como continuamente pilotados indiferentemente, aunque lo apropiado es que sea solo para los continuamente pilotados y no para los continuamente supervisados… Pero para eso habrá que esperar a que se vuelvan a actualizar las definiciones con otras nuevas. Mientras tanto hay que trabajar con las que ya hay.

 

En resumen, usted puede usar el término que quiera, no hay una limitación para ello (ni siquiera a nivel legal). Todo el mundo le entenderá cuando use la palabra dron y lo importante es que usted se haga entender ante su audiencia. Pero si quiere transmitir un mensaje técnico, moderno y conciso es mejor usar términos más adecuados como RPAS.

RPAS Tarsis 75

 

 

Comparte este artículo

Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on pinterest