Skip to content

Una nueva vida para los aeropuertos abandonados

 

Uno de los aspectos que más nos llama la atención de los aeropuertos cuando los visitamos por cualquier motivo es el espacio. En general, los aeropuertos tienden a crear espacios amplios con la finalidad de ser confortables para los pasajeros. Asimismo, el lado aire o campo de vuelo suele tener unas cincuenta veces más superficie que la ocupada por la terminal aeroportuaria. Cuando hablamos de la extensión de un aeródromo hablamos siempre de hectáreas. Y muchas.

En muchos de los casos, la enorme extensión de los aeropuertos abandonados se reconvierte para múltiples usos civiles.

Estamos habituados a ver estas instalaciones llenas de gente, tanto de los que viajan como los que trabajan. También hay un constante movimiento de aviones y vehículos de todo tipo (asistencia en tierra, seguridad, emergencias, aerolíneas, etc.).

Sin embargo, hay lugares del mundo en los que podemos encontrar instalaciones aeroportuarias completamente vacías… y abandonadas.

Hay aeropuertos que debido a diversas razones como pueden ser la falta de uso, su necesidad de crecimiento y a la falta de espacio, se ven obligados a trasladarse a nuevas instalaciones a muchos kilómetros de distancia. Esto desemboca en el cierre irremisible de las antiguas instalaciones o, en los mejores casos, a una nueva vida para el antiguo aeródromo. Conozcamos algunos de estos casos:

El aeropuerto de Kai Tak, en Hong Kong, abrió en 1925 siendo uno de los más espectaculares -y peligrosos- del mundo. ¿Quién no ha visto las imágenes de los aviones descendiendo entre las torres de esta ciudad asiática? Finalmente cerró en 1998 reconvirtiendo sus terrenos en parques, edificios de alquiler, una terminal de cruceros y una zona de mercancías. Todavía pueden verse algunas de sus antiguas instalaciones y parte de lo que fue la pista.

El aeropuerto de Mirabel, en Montreal (Canadá), se inauguró en 1975 concibiéndose inicialmente como el mayor del mundo, con casi 400 kilómetros cuadrados de extensión. Nunca llegó a cumplir con las expectativas creadas y fue perdiendo mercado a favor del aeropuerto P.E. Trudeau, mejor ubicado. Finalmente, desde 2004 subsiste como un aeropuerto de carga, pero ya no es utilizado por pasajeros. También ha sido plató de películas, como en el caso de “La Terminal”.

Ford_Island_Control_TowerEl aeropuerto de Tempelhof, en el centro de Berlín (Alemania), llegó a ser el edificio más grande del mundo y desempeñó un papel clave tras la Segunda Guerra Mundial con el puente aéreo que salvó a la capital alemana del bloqueo soviético. Cerró en 2008 y hoy se ha convertido en un enorme parque público a la vez que sus edificios son utilizados para hacer conciertos, festivales, mítines o eventos de todo tipo. No solo no quedó abandonado, sino que disfruta de tanta vida como cuando fue aeropuerto. Este verano de 2015 ha abierto su enorme terraza para uso turístico.

El antiguo aeropuerto de Quito (Ecuador), al norte de la capital, tuvo que migrar a una nueva ubicación ahogado por el crecimiento urbano. En su lugar, como en el caso de Berlín, se implantó un gran espacio verde de carácter público denominado “Parque del Bicentenario” donde se celebran todo tipo de eventos.

El aeropuerto de Nicosia (Chipre) sí sucumbió al tiempo y al abandono tras su cierre en 1974, con motivo de la invasión turca. Un avión abandonado en mitad de la pista y un edificio en ruinas son testigos del paso del tiempo y de un futuro incierto.

El aeropuerto Internacional Yasser Arafat, en la Franja de Gaza, es uno de los que han tenido una vida más efímera, a consecuencia de la guerra. Se abrió en 1998 y cerró en 2001. Actualmente quedan en pie las ruinas de lo que fue la terminal y un montón de boquetes en lo que un día fueron la plataforma y pistas.

La Base aérea de El Toro (Irvine, California, EE.UU.) dejó de usarse como aeródromo en 1999. Sus extensas instalaciones aeroportuarias dejaron de utilizarse como tales aunque eso solamente fue un paso para reconvertir la zona en un enorme parque y zonas residenciales. Mientras tanto, ha sido también un activo importante para la industria del cine de Hollywood, siendo utilizado como plató para películas como “Independence Day” o “El Sargento de Hierro”.

La lista de aeropuertos abandonados, o reconvertidos para una nueva vida, es larga. Algunas historias son verdaderamente curiosas. Le invitamos a conocer en detalle algunas de estas instalaciones, cuya información podrán ver en los siguientes enlaces:

cabecera-304web

Aeródromos abandonados en Europa: www.forgottenairfields.com

Aeródromos abandonados en América: www.airfields-freeman.com

 

 

Share / Comparte