Skip to content

Los TARSIS de AERTEC crecen en prestaciones para el sector Defensa

Los TARSIS, sistemas aéreos no tripulados de AERTEC, acaban de formar parte de la campaña de ejercicios GUILOCHE 22 en el Centro de Adiestramiento San Gregorio del Ejército de Tierra español, como medios de observación aérea.  Durante el desarrollo de estas maniobras los UAS TARSIS han servido de apoyo para cumplir con los fines de la campaña: identificación de objetivos, adquisición de blancos y apoyo a la corrección de tiro, aportando coordenadas con una gran precisión y trasladando toda esta información al Puesto de Mando vía sistema IRIS/TALOS, el sistema de Mando y Control de Artillería en el que el TARSIS está completamente integrado.

El TARSIS tiene un alcance de hasta 140 Km, una autonomía de vuelo de 12 horas y puede integrar diversos tipos de equipos y funcionalidades, entre las que destacan la detección, designación y el seguimiento automático de blancos con sensores avanzados.

El sistema TARSIS ha efectuado misiones de más de 4,5 horas volando a alturas de hasta 10.000 pies, cubriendo la totalidad de los objetivos asignados, completando todos los periodos de vuelo, demostrando su madurez operativa y su fiabilidad. Gracias a la participación en este tipo de campañas, los TARSIS  demuestran su capacidad de operar sobre escenarios en profundidad, dando información precisa y en tiempo prácticamente real, demostrando en este tipo de entornos sus capacidades avanzadas para el sector Defensa.

El TARSIS tiene un alcance de hasta de 140 Km y es capaz de determinar coordenadas de objetivos con menos de 5 m de precisión a más de 3 km de distancia. Además, es de los pocos RPAS de clase I (<150 kg) que incorpora un designador láser compatible con el STANAG 3733 capaz de designar blancos a más de 2,5 km, y puede integrar diversos tipos de sensores y funcionalidades, entre las que destacan la detección y el seguimiento automático de blancos con cámaras giroestabilizadas.

El empleo de RPAS como medios de observación y vigilancia será cada vez más necesario para evitar el riesgo sobre las personas. Para ello, estos sistemas no tripulados deberán tener un alcance que permita desplegar desde posiciones lejanas tanto a los Puestos de Mando propios como a la zona de objetivos. Y a pesar de operar a grandes distancias, deberán tener cargas útiles con capacidad de identificar objetivos a distancia y a gran altura y establecer sus coordenadas con la calidad suficiente.

El TARSIS está integrado en el Programa RAPAZ del Ministerio de Defensa, para el que ya ha participado en varias campañas de vuelo para certificar sus capacidades tecnológicas. Durante este año 2022 ha servido también de apoyo a la Escuela de UAVs del Ejército del Aire y del Espacio, así como a diversas unidades y Mandos durante ejercicios LIVEX de la Capacidad de Despliegue Rápido de la OTAN, tales como el ejercicio SOFEX 2022 liderado por el Mando Conjunto de Operaciones Especiales.

 

TARSIS RAPAZ

Share / Comparte