Skip to content

Entrevista a Arturo Bernal, EXTENDA

«Más allá de los programas comerciales o de defensa tradicionales, la industria aeroespacial mundial se está abriendo hacia otras muchas posibilidades de negocio, impulsada por el rápido avance tecnológico, que nuestras empresas deben y están en condiciones de aprovechar.»

 

Arturo Bernal, EXTENDA

Arturo Bernal es Consejero Delegado de la Sociedad Extenda – Agencia Andaluza de Promoción Exterior.

lineLa recuperación de la industria tras la pandemia pasa por la creciente actividad en áreas en las que las que Andalucía cuenta con mucho potencial, como los sistemas aéreos no tripulados, la movilidad aérea urbana o el New Space, y así se contempla además en la Estrategia Aeroespacial de nuestra comunidad. ¿Están los mercados extranjeros mostrando interés en estos sectores en los que son punteras muchas empresas andaluzas?

No hay duda de que, más allá de los programas comerciales o de defensa tradicionales, la industria aeroespacial mundial se está abriendo hacia otras muchas posibilidades de negocio, impulsada por el rápido avance tecnológico, que nuestras empresas deben y están en condiciones de aprovechar.

Por un lado, nos encontramos con que el mercado de los RPAS se valoraba en 2017 en unos 18.000 millones de dólares y se proyecta que alcance los 54.000 en 2025, con una tasa de crecimiento anual superior al 14%. Por otro lado, el mercado del espacio se cifra hoy en día en unos 350.000 millones de dólares al año.

Con gran visión, las empresas de nuestra comunidad empezaron a explorar hace tiempo estas nuevas ‘rutas de vuelo’. Gracias a la existencia de infraestructuras de primer nivel, personal muy cualificado e inversión en I+D+i, Andalucía se ha convertido en un territorio único para la experimentación y validación de tecnologías y sistemas de aviones no tripulados, sistemas controlados remotamente y producción, ensamblaje y lanzamiento de satélites.

Así, Andalucía ocupa un lugar destacado en el panorama nacional en lo que se refiere al uso de drones en el mercado civil, y ya es la segunda comunidad con mayor número de operadores, sólo por detrás de Madrid.

Sin embargo, el sector espacial andaluz alcanzó en 2017 unos 40 millones de euros de facturación, no llegando al 5% del total espacial en España. Con ello, podemos concluir que el peso del sector espacial andaluz en el conjunto de España no se corresponde con sus capacidades y dimensión en la industria aeronáutica o TIC, universidades, centros de ensayos e infraestructuras. El potencial de crecimiento del sector espacial en Andalucía es, por tanto, muy significativo y se dan todas las circunstancias para que se produzca un despegue del mismo.

A convertir toda esta potencialidad en realidad dedicará importantes recursos el Gobierno andaluz a través de la Estrategia Aeroespacial de Andalucía, que incluye programas para la financiación a las empresas en tecnologías de aviación del futuro o tecnologías disruptivas y digitalización y a programas para la financiación del desarrollo de la industria espacial y RPAS.

Todo ello se verá reforzado por la ‘Estrategia de Internacionalización de la Economía Andaluza 2021-2027’, aprobada hace unos días en Consejo de Gobierno y dotada con 618 millones de inversión hasta 2027. Dado su elevado potencial de desarrollo, el aeroespacial es uno de los sectores sobre los que actuaremos de manera prioritaria a través de este nuevo plan, a los que se dirigirán estrategias específicas de crecimiento en los segmentos civil, militar, de defensa y espacial, tanto para fomentar las exportaciones como para extraer todo su atractivo de cara a la captación de inversiones extranjeras de alto valor añadido.

 

En 2020, la industria aeroespacial andaluza alcanzó unas ventas exteriores por valor de 1.761 millones de euros, el 40% del total de las exportaciones españolas. ¿Cómo de importante ha sido la diversificación para mantener estos datos, a pesar de la crisis originada por la Covid-19?

La diversificación es la clave para sostener un negocio en el tiempo y la mejor fórmula para afrontar las adversidades, endógenas o exógenas. Esto es un axioma en internacionalización y funciona en todos los sectores económicos. Si hablamos de una industria como la aeroespacial, que por su naturaleza es global y sujeta a los vaivenes del comercio mundial, la diversificación no es sólo recomendable, sino determinante.

Arturo Bernal, CEO EXTENDAEs cierto que el clúster andaluz posee fuertes vínculos con el mercado europeo, pero también lo es que, en los últimos años, ha hecho grandes esfuerzos de diversificación hacia nuevos mercados y fabricantes, para lo que ha contado con el apoyo de Extenda.

Así, vemos como, en la actualidad, las exportaciones del sector gozan de una fuerte diversificación geográfica, con países de cuatro continentes en sus diez primeros mercados. Sus cuatro primeros países en 2020 son europeos, Alemania, Francia, Bélgica y Luxemburgo, pero ya, los tres siguientes, son destinos no europeos y fuertemente competitivos en la industria, Estados Unidos, Canadá y Brasil; y en noveno lugar encontramos un mercado asiático, Kazajistán. Además, en 2020 suben posiciones en el mapa exportador del sector países con mucho potencial de crecimiento, Arabia Saudí, con el doble de ventas; Portugal, con un 38% más y Australia, que crece un 15%.

Si atendemos a los datos de comercio de exterior de abril, los últimos disponibles, vemos como las exportaciones aeroespaciales andaluzas suben un 13,3% interanual, hasta sumar 165 millones, gracias al impulso de las ventas en 14 de sus 15 primeros mercados, entre los que hay destinos de Europa, Asia, América y Oceanía.

Como digo, desde Extenda impulsamos estrategias de diversificación para fortalecer y ampliar el negocio de la industria aeroespacial de Andalucía, estratégica para el Gobierno andaluz. Así, en este año 2021, contamos con una programación que engloba más de una decena de acciones diseñadas para consolidar la presencia andaluza en mercados maduros o avanzar en nuevos destinos de oportunidad, como Estados Unidos, Canadá, Marruecos, Portugal, Italia, Alemania, Bélgica o Polonia

 

La aeronáutica andaluza ha tenido siempre un peso importante en el capítulo exportador, por eso la internacionalización debe ser una de las bases de las empresas del sector. ¿Cuántas empresas andaluzas del sector son actualmente exportadoras? ¿Cuáles son las principales fortalezas de nuestra cadena de suministro de cara a los mercados internacionales?

La industria aeroespacial andaluza cuenta con un tejido exportador muy consolidado y fuerte, que ha sido capaz de finalizar 2020 con prácticamente el mismo número de empresas exportadoras que tenía en 2019, antes de la pandemia. Así, el sector cerró el año pasado con una red de 67 firmas exportadoras, sólo una menos que en 2019. Además, dos de cada cinco de ellas, 29, son exportadoras regulares (cuatro años consecutivos exportando), sólo una menos también, que concentran el 99,7% de las ventas, lo que demuestra la fuerte apuesta del sector por el exterior.

Las grandes fortalezas que tiene la cadena de suministro andaluza en los mercados internacionales sostienen esta potente red de empresas exportadoras. Fortalezas como el hecho de contar con un tejido industrial centenario y diverso, que además de las líneas de montaje final dispone de un conjunto de empresas con capacidades en las áreas de aeroestructuras, diseño y fabricación de utillaje, así como otras actividades asociadas, como el desarrollo de software, cuya importancia en la industria aeroespacial no para de crecer.

Tampoco podemos obviar la dilatada experiencia de nuestras empresas en la participación en algunos de los principales programas aeronáuticos del mundo y su trabajo directo con el OEM (Airbus) y los tres Tier 1 instalados en Andalucía; factores que han elevado su competitividad exponencialmente a nivel internacional.

Además, Andalucía es pionera en España en lo que se refiere a desarrollo de aplicaciones de RPAS, lo que la coloca en posición de vanguardia de cara a la plena integración de este tipo de aeronaves en el espacio aéreo, prevista por la Unión Europea para el periodo 2020-2025.

Junto a ello, contamos con instalaciones de vanguardia que constituyen una base industrial, tecnológica y de recursos humanos sobre la que se pueden construir ulteriores desarrollos. Me refiero al Centro de Vuelos Experimentales ATLAS de FADA-CATEC, en Jaén, un laboratorio de ensayos único en Europa; los centros de mantenimiento de aviones comerciales y militares que hay en el complejo del aeropuerto de Sevilla; el centro de mantenimiento de helicópteros de Pegasus Aero Group en Córdoba o la Maestranza Aérea de Sevilla.

Y, sin duda, tenemos lo más importante, el capital humano, con un mercado laboral cualificado y extraordinariamente competitivo a todos los niveles, con sobrada formación y una gran experiencia acumulada.

 

La reactivación del sector va a necesitar de la colaboración público-privada. Un reciente ejemplo es el acuerdo de colaboración firmado entre Extenda y el clúster Andalucía Aerospace, por el que la entidad que dirige impulsará servicios de información, formación, programas de consultoría y acciones comerciales disponibles en los mercados internacionales. ¿Qué acciones promoverá Extenda para seguir impulsando nuestra industria en los mercados exteriores?

Desde Extenda hemos firmado con el clúster Andalucía Aerospace un acuerdo de colaboración que creemos que será muy fructífero, por cuanto supone optimizar y coordinar todos nuestros recursos con un mismo objetivo, potenciar la promoción internacional de un sector en el que Andalucía es segunda comunidad exportadora de España.

Para nosotros es fundamental contar con la cooperación de la entidad referente del sector en Andalucía. Conociendo de cerca las necesidades de las empresas estaremos preparados para ofrecerles los recursos y herramientas para conquistar el liderazgo nacional y seguir creciendo en el mundo.

Por nuestra parte, ponemos a disposición de las 72 empresas de Andalucía Aerospace, responsables del 70% de la facturación del sector, nuestros servicios de información, formación, consultoría y acciones comerciales en mercados de todo el mundo, incluidos los 62 que cubrimos a través de nuestra Red Exterior.

De este modo, este año, además de ADM Sevilla, contemplamos la celebración de una decena de acciones de promoción para avanzar en mercados clave de la industria, entre ellas, el apoyo a la participación andaluza en las ferias de Seattle, Múnich, Montreal o Casablanca; misiones comerciales a Estados Unidos, Portugal y Polonia; o encuentros empresariales, como el celebrado con el sector de Italia.

Finalmente, apuntar que estamos trabajando con el clúster para definir las acciones a realizar en 2022 y que incluirán, posiblemente, actuaciones en mercados como Italia, Canadá, Francia o Alemania.

 

La celebración de la 5ª edición del Aerospace & Defense Meetings-ADM Sevilla 2021, en formato semipresencial, reinició la vuelta de los grandes eventos del sector. ¿Cómo respondió la industria aeroespacial a un evento ya consolidado y que supone un escaparate para la industria andaluza?

La industria aeroespacial ha recibido con los brazos abiertos la celebración de la quinta edición ADM Sevilla 2021, que, en un año tan difícil, ha reunido a más de 500 profesionales de 264 empresas, procedentes de 20 países. Con ello, ADM Sevilla ha reforzado su carácter de feria internacional y su estatus como evento de referencia aeroespacial en España y Europa.

Este año, además, se ha hecho un gran esfuerzo por organizar esta cita de forma semipresencial, con la idea de ir recuperando la normalidad en los encuentros de negocios de esta industria tractora. Y la respuesta ha sido muy buena. Las conferencias presenciales contaron con un gran número de asistentes y se han celebrado más de 3.500 reuniones de negocio online.

Todo se ha unido en esta edición para que así sea: el compromiso del Gobierno andaluz por apoyar a un sector estratégico en un momento clave; el patrocinio de Airbus, el mayor fabricante europeo, y tres de los Tier1 de España, Alestis, Aernova y Aciturri; así como de la firma norteamericana Ansys y la participación de 30 grandes contratistas mundiales. Una fuerte apuesta por esta cita capital y por nuestra región como polo mundial del negocio aeroespacial, que demuestra que la recuperación del sector empieza en Andalucía.

Es un hecho que constataremos en la próxima edición de ADM Sevilla, ya fechada para junio de 2022 y en la que se retomará el formato de exposición habitual. Estoy convencido de que el año que viene nos encontraremos con un sector en franca recuperación, fuerte y dinámico, y que ADM servirá de palanca definitiva para que la industria española y andaluza alce el vuelo.

 

 

Comparte este artículo

Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on pinterest