Skip to content

Tribuna por Ron Van Manen, Clean Sky 2

Ron Van Manen

Ron Van Manen

Head of Unit - Programmes/Operations at the Clean Sky 2 Joint Undertaking

Clean Sky guía a Europa hacia la neutralidad climática en aviación para el año 2050

 

En la actualidad, Europa está paralizada por la crisis de salud pública provocada por el COVID-19. Aún no es posible evaluar el impacto que tendrá el coronavirus en el sector de la aviación de forma global, ya que los aviones se han visto obligados a permanecer en tierra y un gran número de países han impuesto prohibiciones para viajar. Según vayan pasando los próximos meses, aprenderemos a enfrentarnos a esta nueva amenaza, a medida que mejore la comprensión del virus y sus mecanismos, y que se desarrollen los tratamientos y, ojalá, también una vacuna. Podremos volver a la vida normal.

No obstante, mientras nos enfrentamos al coronavirus, no debemos olvidar otra crisis que amenaza nuestro planeta. Esta crisis es menos visible, pero, si no actuamos ahora, tendrá graves consecuencias. Evidentemente, con esto me refiero a la crisis climática.

La Unión Europea tiene el compromiso de revertir la presión a la que ha sometido a nuestro planeta la sociedad basada en combustibles fósiles. El Pacto Verde Europeo presentado por la nueva Comisión Europea en diciembre de 2019 ha fijado un ambicioso reto para todos los ciudadanos europeos. El Pacto es nuestra estrella polar, que ilumina el camino para alcanzar la neutralidad climática completa en 2050.

La Empresa Común Clean Sky está lista para asumir este desafío. Las innovaciones desarrolladas y respaldadas por el programa Clean Sky muestran ya un gran potencial para reducir de manera drástica el impacto de la aviación sobre el medioambiente y estamos convencidos de que podremos contribuir a la consecución de los objetivos de las misiones del programa Horizonte Europa, al mismo tiempo que garantizaremos unos resultados rentables para el sector. En el marco de Clean Sky 2, los resultados de la investigación indican que se podrán reducir las emisiones de CO2 de las aeronaves en un 30 % en comparación con las aeronaves que se utilizan en la actualidad. En el año 2050 las emisiones de la aviación deberán haber alcanzado la neutralidad en carbono, una tarea abrumadora para la que Horizonte Europa deberá facilitar los mecanismos necesarios para aumentar las exigencias de nuestros objetivos.

Clean Sky ha colaborado con éxito hasta el momento con 902 actores de los sectores público y privado: 337 pymes, 112 centros de investigación, 151 universidades y 302 entidades de la industria. El enfoque colaborativo de Clean Sky es crucial para nuestro éxito.

Dentro del marco de Clean Sky, los mejores expertos en aviación de las universidades, los centros de investigación, las pymes y la industria pueden cooperar y trabajar juntos de un modo que sería simplemente imposible sin este programa. Al combinar diferentes perspectivas y mentes brillantes se consigue estimular innovaciones que amplían nuestras fronteras y nos impulsan hacia adelante.

Es un honor para Clean Sky poder ayudar a que la Comisión Europea, el Parlamento Europeo y los Estados miembros alcancen sus ambiciosos objetivos de neutralidad climática. Estamos decididos a minimizar el impacto de la aviación sobre el medioambiente mediante el desarrollo de tecnologías innovadoras y a seguir contribuyendo al éxito del ecosistema europeo de la aviación.

 

Comparte este artículo

Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on pinterest