Skip to content

El impacto de las aerolíneas de bajo coste en los Aeropuertos

Vicente Padilla

Vicente Padilla

AERTEC / CEO & Founder

 

Durante las dos últimas décadas, las compañías de bajo costeLCC (Low Cost Carrier) – han arañado una buena parte de la actividad de transporte aéreo a escala mundial. Según la IATA, las LCC ya están llegando a una cuota del 24 % de la capacidad total de asientos en todo el mundo. El segmento de las LCC representa alrededor del 50 % en Italia y España. Las compañías de bandera, que una vez fueron las dueñas del negocio del transporte aéreo, han sido barridas del mercado europeo de corta distancia en menos de diez años.

Atrás han quedado los años de oro de la exclusividad en la aviación. Rara vez se ven ya en la bandeja el champagne y el caviar. Incluso es probable que el pasajero que se sienta a su lado traiga bocadillos caseros para el viaje. El transporte aéreo de corta distancia se ha convertido en una mercancía, donde muchos pasajeros son atraídos por el precio de los billetes. Como resultado, lo más probable es que la compañía aérea que ofrezca el precio más bajo, sea la que consiga la venta.

Con el fin de poder ofrecer tarifas tan bajas, las LCC se ven obligadas a convertirse en súper eficientes a todos los niveles, especialmente en tierra. Las escalas de 25 a 30 minutos son su meta. Aquellos aeropuertos cuyo objetivo sean las LCC, deben adaptarse a este nuevo entorno empresarial. Estos son algunos consejos:

Los aeropuertos, que hasta ahora han sido una lujosa puerta de entrada para personas de negocios, deben pensar sobre cómo adaptar sus infraestructuras a un nuevo tipo de pasajero

• Los aeropuertos con una única pista son ideales para aerolíneas de bajo coste. Esto les permite minimizar el tiempo de rodaje después del aterrizaje o antes del despegue .

• Los estacionamientos para aeronaves ubicados en “cul-de-sacs”, accesibles por una sola calle de rodaje, deben ser eliminados. Las aeronaves deben entrar y salir sin trabas en cualquier momento. Mientras se espera a otros, se está tirando el dinero.

• A las personas no les importa despertarse muy temprano si eso les ahorra dinero. Extender las operaciones aeroportuarias de las LCC en las primeras horas de la mañana y después de la medianoche les permite añadir un vuelo adicional a su horario diario. Esto es bueno para aerolíneas de bajo coste, ya que se ganan la vida haciendo el mayor número posible de vuelos por día.

• Los estacionamientos de las aeronaves deben estar a poca distancia de la puerta de embarque. Los estacionamientos remotos deben ser evitados a toda costa.

• La tarjeta de embarque y la identificación del pasajero deben ser comprobadas de antemano. Esto permite agilizar el embarque de aeronaves. Para ello, cada puerta de embarque debe contar con su propia zona de pre-embarque. Debe tenerse en cuenta que el pre-embarque se encuentra en conflicto con los intereses comerciales de los aeropuertos. Los pasajeros no pueden comprar más, una vez que están atrapados en estas áreas.

Pueden aplicarse otros criterios. Las LCC demandan derechos de aterrizaje baratos. La forma más fácil de ofrecérselos es mediante la construcción de infraestructuras baratas. Los edificios terminales a menudo han sido un escaparate para políticos y arquitectos. Después de todo, un aeropuerto es la puerta de entrada para los turistas y hombres de negocios. Sin embargo, las LCC no se preocupan por los edificios terminales de fantasía, ellos sólo exigen eficiencia en sus operaciones terrestres diarias.

Obviamente, son obligatorias unas comunicaciones terrestres excelentes, autopistas, una estación de ferrocarril in-situ, una buena red de autobuses, etc. Un aeropuerto es sólo un nodo en el que los medios de transporte de aire/tierra se encuentran.

Por último, los pasajeros de las LCC no son tacaños, sólo que no están dispuestos a pagar mucho por el transporte aéreo. A ellos les gusta ir de compras como a todos los demás. Los aeropuertos tienen una gran oportunidad de sacar provecho de grandes cantidades de dinero al proporcionar amplias zonas comerciales. Si el dinero debe ser gastado en algún tipo de infraestructura, debería ser en grandes y elegantes centros comerciales .

Que tenga un buen vuelo.

Low-cost airlines

 

Comparte este artículo